Search

Reflujo ácido gástrico

última fecha actualizada: 13-Aug-2022

14 minutos de lectura

El reflujo ácido, más comúnmente descrito como acidez estomacal, se presenta como una sensación de ardor en el pecho causada por el ácido estomacal que viaja hacia la garganta, a través del esófago. Si esto sigue sucediendo y se vuelve crónico, se llama enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Los investigadores estiman que alrededor del 20% de las personas en los Estados Unidos tienen ERGE.

 

Síntomas del reflujo ácido gástrico

Los principales síntomas de la acidez estomacal incluyen:

  • Una sensación de ardor en el medio de su pecho;
  • Un sabor desagradable en la boca que es causado por el ácido estomacal;
  • Hipo;
  • Voz ronca;
  • Mal aliento;
  • Náuseas y vómitos;
  • Erosión dental;
  • Dificultad o dolor con la deglución;
  • Sibilancias;
  • Tos seca y persistente;
  • Hinchazón y sensación de malestar.

Estos síntomas pueden empeorar después de comer, cuando usted está acostado o inclinándose.

 

Reflujo ácido gástrico en bebés y niños

La regurgitación y los escupitajos son normales en bebés menores de 1 año, por lo tanto, el RGE y la regurgitación son comunes en los bebés. Alrededor del 70 al 85 por ciento de los bebés tienen regurgitación diaria a la edad de 2 meses y la mayoría ya no tendrá ningún síntoma de RGE (reflujo gastroesofágico) para cuando tengan de 12 a 14 meses de edad. Aunque cualquier bebé puede tener ERGE, es más común en bebés prematuros, o bebés con ciertas condiciones que afectan el sistema nervioso, los pulmones o el esófago. Si sospecha que su hijo tiene ERGE, debe hablar con un pediatra.

Por lo general, los especialistas analizan el reflujo gastroesofágico (RGE) y la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) examinando los efectos secundarios y el historial clínico del niño.  En el caso de que los indicios propongan una ERGE, los especialistas pueden sugerir un tratamiento con cambios en el estilo de vida o con medicamentos, en lugar de realizar pruebas. Los especialistas pueden sugerir la realización de pruebas clínicas si los indicios recomiendan que el niño puede tener un problema médico distinto de la ERGE o una complicación de la ERGE.  Los especialistas también pueden sugerir pruebas si los síntomas no mejoran después de los cambios en el estilo de vida y los medicamentos. El niño puede ser referido a un gastroenterólogo para diagnosticar y tratar la ERGE.

Las pruebas que ayudan a diagnosticar la ERGE en los niños son muy similares a las que se usan para los adultos y en su mayoría involucran:

  • Endoscopía gastrointestinal superior;
  • Monitoreo del pH esofágico;
  • Seriado GI  superior.

Los especialistas pueden prescribir un procedimiento médico para tratar la ERGE en niños si los medicamentos y los cambios en el estilo de vida no mejoran aún más los síntomas o si se producen complicaciones genuinas de la ERGE. Los niños representan un mayor riesgo de complicaciones debido a la cirugía que los adultos.

La funduplicatura es el procedimiento médico más ampliamente reconocido para la ERGE. Generalmente, incita la mejora a largo plazo de los síntomas de ERGE. Los especialistas realizan regularmente la funduplicatura como cirugía laparoscópica, que se realiza haciendo pequeños cortes en el abdomen e insertando herramientas quirúrgicas para realizar la operación. La funduplicatura laparoscópica deja algunas pequeñas cicatrices en el lugar por donde se insertaron los instrumentos en el abdomen. Durante la técnica, los especialistas cosen el punto más alto del estómago, también conocido como fondo, alrededor del extremo del esófago, lo que añade presión al esfínter esofágico inferior y disminuye el reflujo.

 

Reflujo ácido gástrico en el embarazo

Solo en los Estados Unidos, del 30 al 50 por ciento de las mujeres experimentan acidez estomacal durante su embarazo, incluso si no tienen antecedentes de reflujo ácido gástrico. En el embarazo, se recomiendan cambios en el estilo de vida , como no comer demasiado tarde por la noche y consumir comidas pequeñas. Si está embarazada y experimenta reflujo ácido gástrico, hable con su médico sobre las opciones de tratamiento. Considere beber mucha agua, ya que diluye el ácido estomacal, por lo tanto, alivia sus síntomas,y evite picar demasiado, ya que esto le da a su estómago la oportunidad de hacer la digestión y, por tanto, aumenta el riesgo de sufrir síntomas de acidez. También es importante acostarse por la noche, ya que las posturas al dormir pueden influir en la gravedad de los síntomas de la acidez; intente dormir con la cabeza ligeramente levantada, ya que la gravedad por sí sola puede solucionar la acidez nocturna. 

. Si está embarazada, deje de fumar y beber tanto por la salud de su bebé como por la suya, ya que los cigarrillos y el alcohol aumentan el riesgo de reflujo ácido gástrico. Para obtener apoyo para dejar de fumar, pregúntele a su médico o partera. Aunque muchas mujeres experimentan síntomas de acidez estomacal es importante tener en cuenta que usted no tiene que sufrir solo, siempre pida consejo y posibles tratamientos a su médico.

 

¿Qué causa el reflujo ácido gástrico?

El reflujo ácido gástrico es bastante común y no siempre un signo de una condición subyacente. En los bebés menores de 6 meses de edad es bastante común y por lo general no es una razón para preocuparse.

La acidez estomacal es el punto en el que una porción del ácido estomacal fluye hacia arriba en la garganta, en el esófago, que deja caer el alimento desde la boca. A pesar del nombre, la acidez estomacal no tiene nada que ver con el corazón.

El estómago contiene ácido clorhídrico, un ácido sólido que ayuda a descomponer los alimentos y proteger contra microorganismos patógenos. El revestimiento del estómago se ajusta comúnmente para protegerlo del poderoso ácido, sin embargo, el esófago no no tiene el mismo revestimiento.

Un anillo de músculo, el esfínter gastroesofágico, actúa regularmente como una válvula que da acceso a los alimentos al estómago, pero no de vuelta a la garganta. En el momento en que esta válvula deja de funcionar bien, y el contenido del estómago se regurgita en la garganta, los síntomas del reflujo ácido gástrico se sienten como una acidez estomacal.

El reflujo ácido puede ser un síntoma de:

  • Hernia de hiato, una condición en la que la parte superior del estómago se eleva hacia el pecho a través de una abertura en el diafragma. Esto disminuye la presión en la estenosis esofágica y aumenta el riesgo de ERGE. Algunos de los síntomas más comunes de la hernia de hiato son
  1. Dolor en el pecho;
  2. Hinchazón;
  3. Eructos;
  4. Dificultad para tragar;
  5. Mal sabor en la  boca;
  6. Malestar estomacal, náuseas;
  7. Reflujo de líquidos desde el estómago hacia la boca;
  8. Dificultad para respirar.

En caso de que tenga alguno de los siguientes síntomas, la atención médica es urgente:

  1. Dolor intenso en el pecho o el abdomen;
  2. Malestar estomacal;
  3. Vómitos;
  4. No puede defecar o expulsar gases. Estos podrían ser un signo de una hernia estrangulada o una obstrucción, ambos de los cuales se consideran emergencias médicas.

 

 Qué empeora el reflujo ácido gástrico y qué alimentos evitar

A veces, el reflujo ácido gástrico es causado o empeorado por:

  • Ciertos alimentos y bebidas, como café, tomates o cualquier otro alimento cítrico o ácido, chocolate, cebollas, bebidas carbonatadas, alcohol, menta, alimentos grasos o muy picantes;
  • Tener sobrepeso;
  • Fumar;
  • Mantenerse despierto después de comer o moverse demasiado rápido;
  • Estrés y ansiedad;
  • Embarazo;
  • Ciertos medicamentos, como analgésicos antiinflamatorios como el ibuprofeno;
  • Hernia de hiato, cuando una parte del estómago se mueve hacia el pecho.

 

Alimentos recomendados en el reflujo ácido gástrico

  • Alimentos ricos en fibra. Los alimentos ricos en fibra le hacen sentir lleno, por lo tanto, es menos probable que coma en exceso, lo que puede contribuir a la acidez estomacal. Los alimentos que son ricos en fibras son los granos enteros (avena, cuscús, arroz integral), las verduras de raíz, como las zanahorias, la remolacha, las batatas y las verduras verdes, como los espárragos, el brócoli y las judías verdes;
  • Alimentos alcalinos. Los alimentos alcalinos ayudan a contrarrestar la fuerte acidez estomacal. Los alimentos que tienen un pH bajo son más propensos a causar reflujo ácido. Los alimentos alcalinos son los plátanos, los melones, las nueces, el hinojo y la coliflor.
  • Alimentos acuosos. Comer alimentos acuosos puede ayudar a diluir el ácido estomacal, reduciendo así el riesgo de acidez estomacal. Algunos ejemplos de alimentos que contienen mucha agua incluyen apio, pepino, sandía, té de hierbas, sopas a base de caldo, lechuga.
  • Proteínas magras. Los huevos y la carne magra son ricos en proteínas. Las comidas altas en grasas y los alimentos procesados tienden a disminuir la presión más baja del esfínter esofágico y retrasar el vaciado del estómago, lo que esencialmente aumenta el riesgo de reflujo. Elija carnes magras que sean a la parrilla, escalfadas, horneadas o hervidas.
  • Grasas más saludables. En general, se deben evitar o reducir las grasas saturadas (que se encuentran en la carne y los productos lácteos) y las grasas trans (que se encuentran en los alimentos procesados como margarinas y mantecas). Intente sustituirlas por grasas insaturadas procedentes del pescado o de las plantas, como las grasas monosaturadas (presentes en el aceite de oliva, el aceite de sésamo, el aceite de girasol, los aguacates, los cacahuetes, la mantequilla de cacahuete, las semillas y muchos frutos secos) y las grasas poliinsaturadas (presentes en aceites como el de cártamo, soja, maíz, linaza y nuez, soja, tofu y pescados grasos como el salmón y la trucha).

 

Remedios caseros para el  reflujo ácido gástrico

  • Algunos remedios caseros para el reflujo ácido gástrico incluyen:
  • Comer comidas más pequeñas pero más frecuentes;
  • Elevar la cabeza y el pecho por encima del nivel de la cintura cuando duerme o acostarse para que el ácido estomacal no viaje hacia la garganta;
  • Perder peso si la causa del reflujo ácido gástrico es el sobrepeso;
  • Buscar maneras de relajarse;
  • Evitar los alimentos y bebidas que desencadenan sus síntomas;
  • Dejar de fumar, ya que la nicotina puede relajar la parte inferior del esfínter del esófago;
  • No beber mucho alcohol;
  • No usar ropa demasiado ajustada alrededor de la cintura;
  • No comer de 3 a 4 horas antes de acostarse;
  • Evitar el café;
  • Masticar chicle (no de menta o hierbabuena) puede relajar el esfínter del esófago inferior, aumentar la producción de saliva y reducir la cantidad de ácido que se encuentra en el esófago.

Algunas personas encuentran que beber leche alivia sus síntomas de acidez estomacal, pero es importante tener en cuenta que la leche viene en diferentes variedades. La leche entera puede agravar el reflujo ácido gástrico mientras que la leche sin grasa puede actuar como un amortiguador temporal entre el revestimiento del estómago y el contenido estomacal ácido y puede proporcionar un alivio inmediato de los síntomas.

 

Diagnóstico de RGE y ERGE

Su médico puede organizar al menos una de las pruebas que lo acompañan para ayudar con el diagnóstico de la ERGE y verificar si hay inconvenientes de ERGE u otras condiciones médicas, si:

  • Sus síntomas sugieren que podría tener una complicación de la ERGE;
  • Sus síntomas sugieren otros problemas de salud que son similares a los síntomas de la ERGE;
  • Sus síntomas no mejoran después del tratamiento y los cambios en el estilo de vida.

Algunas formas de diagnosticar la ERGE incluyen:

  • Manometría esofágica que es una prueba que mide las contracciones musculares en el esófago mientras usted traga y puede medir la estenosis del esófago.
  • Endoscopía gastrointestinal superior. La endoscopía  gastrointestinal superior es un método en el que un especialista utiliza un tracto, incluyendo la garganta, el estómago y el duodeno. Durante la endoscopía gastrointestinal superior, un especialista puede hacer biopsias al pasar un instrumento a través del endoscopio para extraer pequeños trozos de tejido del revestimiento de la garganta. Un patólogo observará el tejido bajo un microscopio. Los especialistas pueden organizar una endoscopía GI superior para verificar si hay complicaciones de la ERGE o problemas que no sean la ERGE que podrían estar causando sus síntomas.

  • Monitorización del pH esofágico. La observación del pH esofágico es el enfoque más exacto para identificar el ácido corrosivo en la garganta. Dos tipos de observación del pH esofágico son:
  1. Monitoreo por catéter, en el que un médico pasa un extremo de un catéter —un cilindro delgado y adaptable— a través de la nariz y hacia la garganta para cuantificar el reflujo ácido y no ácido;
  2. Monitoreo por cápsulas, en el que un médico usa un endoscopio para colocar una pequeña cápsula remota en el revestimiento del esófago para medir el reflujo ácido;

Durante la observación del pH esofágico, llevará una pantalla que recibe los datos del catéter o de la cápsula y hace un seguimiento de los datos sobre su rutina alimentaria, su sueño y sus síntomas. Su médico utilizará estos datos para percibir cómo su rutina alimentaria, el sueño y los síntomas se relacionan con la acidez de garganta.  Los especialistas pueden organizar esta prueba para confirmar el diagnóstico de ERGE o para ver si los medicamentos para la ERGE están funcionando.

 

  • Radiografía de bario.  Esta prueba consiste en una toma de imágenes del esófago, el estómago y la parte superior del duodeno después de tragar un líquido similar a la tiza que ayuda a mejorar el contraste en las imágenes.

 

 Tratamiento del reflujo ácido gástrico por parte de un médico de cabecera

Es posible que le receten un inhibidor de la bomba de protones (IBP) que reduzca la cantidad de ácido que produce el estómago, como omeprazol y lanzoprazol. Por lo general, usted necesitará tomar esta medicina por 4 a 8 semanas, dependiendo de la severidad de su reflujo ácido.

Siempre hable con su médico si los síntomas remiten incluso después de suspender su medicamento, ya que es posible que necesite una receta a largo plazo.

Usted puede comprar numerosos medicamentos para la ERGE sin receta. No obstante, en la posibilidad de que usted tenga manifestaciones que no desaparecerán con las drogas sin receta, usted debe conversar con su médico de  atención primaria. Su médico puede recomendar al menos un medicamento para tratar la ERGE.

  • Antiácidos. Los especialistas pueden prescribir neutralizadores ácidos para disminuir la indigestión suave y otras manifestaciones suaves del RGE y la ERGE. Los agentes antiácidos son accesibles sin receta. Los neutralizadores de ácido pueden ayudar a aliviar los síntomas suaves. Sea como fuere, no debe utilizar estos medicamentos de manera consistente o para síntomas graves, excepto después de una discusión exhaustiva con su médico de atención primaria. Estos medicamentos pueden tener efectos secundarios, como la diarrea y el estreñimiento.
  • Supresores de ácido, sucralfato.
  • Bloqueadores de ácido potasio-competitivos.
  • Antagonistas del receptor GABA(B).
  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS).
  • Teofilina, un inhibidor de la recaptación de serotonina-norepinefrina.
  • Proquinéticos. Estos ayudan a vaciar el estómago más rápido. Los efectos secundarios de estos medicamentos incluyen diarrea, ansiedad, náuseas.
  • Eritromicina. Este es un tipo de antibiótico que también ayuda a vaciar el estómago más rápido.
  • Bloqueadores H2. Los bloqueadores H2 reducen la cantidad de ácido que produce el estómago. Los bloqueadores H2 pueden ayudar a recuperar la garganta, pero no tanto como los inhibidores de la bomba de protones (IBP). Usted puede comprar bloqueadores H2 sin receta, o su médico puede recomendar uno.
  • Inhibidores de la bomba de protones (IBP). Los IBP reducen la medida de corrosión que produce el estómago. Los IBP son más eficaces para tratar los efectos secundarios de la ERGE que los bloqueadores H2, y pueden recuperar el revestimiento del esófago en la gran mayoría de las personas con ERGE. Puede comprar IBP sin receta médica o su médico de cabecera puede recomendarle uno. Los especialistas pueden recomendar los IBP para el tratamiento a largo plazo de la ERGE.

Los IBP están en su mayor parte protegidos y son convincentes. Los efectos secundarios son notables y pueden incluir migrañas, diarrea y malestar estomacal. La exploración también propone que tomar IBP puede aumentar el riesgo de infección por Clostridium difficile (C. diff). Los especialistas todavía están contemplando los impactos de tomar IBP por un tiempo mayor o en dosis altas. Hable con su médico de atención primaria sobre los peligros y las ventajas de tomar IBP.

Si los IBP no alivian tus síntomas, el médico puede derivarle a un especialista para:

  • Realizar pruebas para averiguar el motivo de sus síntomas que pueden incluir una gastroscopía;
  • Realizar una operación en el estómago que detiene el reflujo ácido, llamada funduplicatura laparoscópica.

Las opciones quirúrgicas son generalmente un último recurso a la ERGE y son recomendadas por un gastroenterólogo. Los tratamientos quirúrgicos incluyen:

  • Funduplicatura. La funduplicatura es una cirugía en la que el cirujano cose la parte superior del estómago alrededor del esófago para agregar presión a la parte inferior del esófago, reduciendo así el reflujo.
  • Procedimientos endoscópicos. Esta es una serie de procedimientos que involucran una costura endoscópica, que utiliza puntos de sutura para contraer el músculo del esfínter del esófago y radiofrecuencia que utiliza el calor para producir pequeñas quemaduras que contraen el esfínter.

 

Complicaciones de la ERGE

Sin tratamiento, la ERGE a veces puede conducir a complicaciones graves, como esofagitis, estenosis esofágica y esófago de Barrett, pero también complicaciones fuera del esófago.

  • La esofagitis es una inflamación del esófago que puede causar úlceras y sangrado en el revestimiento del esófago. La esofagitis crónica aumenta las probabilidades de desarrollar estenosis esofágica y esófago de Barrett.
  • La estenosis esofágica ocurre cuando se desarrolla un estrechamiento en el esófago y puede conducir a dificultades para tragar.
  • El esófago de Barrett es una afección en la que el tejido similar al revestimiento de los intestinos reemplaza al tejido que recubre el esófago. Un pequeño número de personas a las que se les diagnostica esófago de Barrett desarrollan cierto tipo de cáncer llamado adenocarcinoma esofágico.

Las complicaciones fuera del esófago implican:

  • Asma;
  • Tos crónica;
  • Ronquera
  • Laringitis;
  • Desgaste del esmalte dental debido al ácido estomacal.

 

Esofagitis

Esta es una complicación más comúnmente causada por la ERGE que afecta del 2 al 5 por ciento de las personas de 55 años o más con un pronóstico normalmente bueno. Dependiendo de la causa de la esofagitis, hay varios tratamientos posibles disponibles. Los síntomas comunes de la esofagitis incluyen:

  • Dolor abdominal;
  • Dolor y dificultad para tragar;
  • Comida que se atasca en el esófago;
  • Pérdida de apetito;
  • Náuseas e incluso vómitos;
  • Tos;
  • Dolor en el pecho al comer;
  • Dificultad para ganar peso adecuado;
  • Úlceras o llagas en la boca.

 

Medidas preventivas

Algunas medidas preventivas incluyen cambios en el comportamiento y el estilo de vida, tales como:

  • Comer cantidades moderadas de alimentos para no comer en exceso;
  • No comer durante al menos 2 horas antes de dormir;
  • Dejar de fumar o evitar fumar;
  • Mejorar la postura;
  • Usar ropa suelta;
  • Dormir en ángulo para que la cabeza esté ligeramente elevada.

 

Cuándo ver a un médico

Usted debe considerar ir a una consulta si:

  • Los cambios en el estilo de vida y los medicamentos no ayudan;
  • La acidez estomacal se vuelve frecuentes durante 3 semanas o más;
  • Tiene otros síntomas, como estar enfermo con frecuencia, perder peso involuntariamente o que los alimentos se atasquen en la garganta.

Siempre consulte con su doctor o médico de cabecera si sospecha que podría necesitar asistencia médica.

Artículos

Otros artículos