Search

¿Vale la pena la rinoplastia?

última fecha actualizada: 05-Jun-2022

Medcare Hospital Al Safa

16 minutos de lectura

 Rhinoplasty-bb2ce324-8bbc-4c10-aab9-5aa2c848ed31.jpg

Visión general

La rinoplastia es un procedimiento que se realiza para cambiar el funcionamiento o la apariencia de la nariz. Desde cambiar la forma, el tamaño y las proporciones de la nariz hasta solucionar problemas médicos como dificultades respiratorias, discapacidades congénitas o defectos traumáticos, hay muchas razones por las que debe considerar la rinoplastia.  

Pero cualquiera que sea la razón, es imperativo comprender el procedimiento y vale la pena antes de decidir pasar por el quirófano. Este artículo lo educará sobre el procedimiento y sus beneficios, el período de recuperación y otras consideraciones para que pueda tomar la decisión correcta para su trabajo de nariz.

 

Significado de la rinoplastia

La rinoplastia es una de las operaciones cosméticas más comunes en el mundo. Más de 200.000 procedimientos se realizaron solo en los Estados Unidos en 2018, lo que lo convierte en el tercer procedimiento de cirugía estética más común en el país.

Desde la operación cosmética inicial reportada por John Roe en 1887, el proceso ha evolucionado dramáticamente. Este largo proceso evolutivo no fue solo técnico, sino también, y quizás lo más importante, filosófico. Con el fin de lograr resultados mejores y más consistentes, la idea de solo la reducción en la cirugía de nariz se reemplazó gradualmente con una técnica más proporcionada que incluía una reducción meticulosa y un injerto. Tales avances fueron posibles principalmente a través de un mayor conocimiento de las estructuras anatómicas y los esfuerzos de cirujanos sobresalientes como Joseph y Sheen. Detallaron muchas estrategias que todavía están en uso hoy en día.

A pesar de este cambio de paradigma, la rinoplastia sigue siendo uno de los procedimientos quirúrgicos más difíciles en Cirugía Plástica. Las dimensiones nasales y la simetría están íntimamente relacionadas con el atractivo facial, ya que son un sello distintivo fundamental de la cara. Incluso para los cirujanos muy experimentados, los obstáculos técnicos, la amplia gama de enfoques diversos presentados y la batalla para producir resultados consistentes pueden ser difíciles.

El desafío de construir "la nariz idéntica en cada paciente" se ve exacerbado por las variaciones anatómicas en las estructuras internas y los espesores variables de las envolturas de los tejidos blandos. Además, no existe tal cosa como una "nariz perfecta", porque una estructura nasal que se adapta a la cara de un paciente puede no ajustarse a la de otro.

La rinoplastia es más que una operación cosmética. El procedimiento también trata de preservar o mejorar la función nasal si el paciente ha disminuido el flujo de aire debido a una condición obstructiva. Esto se suma a la dificultad de la operación, ya que las estructuras nasales interiores deben cambiarse para resolver problemas funcionales.

Todos estos elementos trabajan juntos para explicar por qué la rinoplastia es una operación tan gratificante con resultados tan positivos. La correcta selección quirúrgica del paciente, así como el análisis y la planificación preoperatorios exhaustivos, son elementos clave para mejorar los resultados de la rinoplastia y evitar cirugías adicionales.

 

Anatomía y Fisiología

Una comprensión completa de la anatomía nasal es la base de una rinoplastia exitosa. Una pequeña modificación en un componente nasal puede tener una influencia significativa en el resto de las estructuras nasales, lo que resulta en un cambio dramático en la disposición visual de la cara.

La nariz externa está formada por un esqueleto óseo y cartilaginoso que está rodeado de músculos, tejidos blandos y piel.

  • Huesos y cartílagos nasales: La pirámide ósea, que comprende el tercio superior de la nariz, está definida por los huesos nasales pareados y la apófisis frontal del maxilar. Los huesos nasales tienen una estrecha asociación con la placa perpendicular del hueso etmoide. Los cartílagos laterales superiores, que se unen a los huesos nasales cranealmente, componen el tercio medio. La "región trapezoidal" está formada por los huesos nasales que se superponen a los cartílagos laterales superiores durante 4 a 5 mm. Este marcador anatómico es vital para la estética del contorno dorsal y debe abordarse con atención durante la cirugía. Los cartílagos laterales superiores también se unen dorsalmente al tabique, produciendo un ángulo de alrededor de 10 a 15 grados. Esta zona limitada de resistencia al aire se conoce como válvula nasal interna, y es clínicamente significativa. Es fundamental mantener esta inclinación a lo largo de las técnicas quirúrgicas para garantizar un flujo de aire patente. Con su crura medial, media y lateral, los cartílagos laterales inferiores constituyen el tercio inferior. La forma y el tamaño de la región de la punta nasal están determinados por la configuración anatómica de estos cartílagos. También sirven como base para las válvulas nasales externas.
  • Músculos: Los nasals, el elevador labii aleque nasi y los septios depresores son los principales músculos miméticos de la nariz. El sistema musculoaponeurótico superficial nasal es una fascia fibrosa que encierra y conecta estos músculos (SMAS). El papel de los músculos nasales se pasa por alto comúnmente, sin embargo, son críticos para mantener una vía aérea permeable. Los pacientes con parálisis facial demuestran esto, como lo demuestra un colapso de la válvula nasal externa.
  • Envoltura de piel y tejidos blandos (SSTE): El tejido que cubre la zona rhinion es el más delgado cuando se separa en los tercios superior, medial e inferior de la nariz, seguido de los tercios superior e inferior, que son los más gruesos. El SSTE puede ser más delgado o más grueso dependiendo de una variedad de factores como el género, la edad, el origen étnico y otros. Esto es muy importante en la planificación quirúrgica. Las ligeras alteraciones en el cartílago nasal y las estructuras óseas tendrán una influencia sustancial en la forma cuando se trata de individuos con SSTE extremadamente delgado, y las pequeñas imperfecciones de los injertos utilizados pueden ser muy evidentes.

 

La nariz interna está constituida por el tabique y los cornetes, todos los cuales están cubiertos por mucosa.

  • Tabique: El tabique nasal es una estructura rígida cubierta de mucosa de forma cuadrangular colocada en el medio de la cavidad nasal. Divide las dos fosas nasales y sirve como soporte principal de la nariz. El ángulo septal anterior, ubicado entre los tabiques dorsal y caudal, ayuda a determinar la proyección nasal. También ayuda en la definición de otros aspectos de la anatomía nasal, como las regiones dorsal y columelar. Desempeña una función crítica en el mantenimiento de una vía aérea permeable a través de la válvula nasal interna. El tabique está formado por componentes cartilaginosos y óseos, estos últimos incluyen la cresta maxilar, el vómero y la placa perpendicular del hueso etmoidal.
  • Cornetes: Los cornetes son excrecencias óseas que están cubiertas de mucosa. Estas estructuras proporcionan rutas a través de las cuales viaja el aire, donde se calienta y humidifica. También ayudan en la eliminación de contaminantes del aire inspirado y ayudan en la regulación del flujo de aire mediante la contracción y expansión. Se clasifican como cornetes superiores, medianos o inferiores. La mayor parte del flujo de aire se enruta a través de los cornetes medios e inferiores. Algunos factores, como la rinitis o la desviación septal, pueden promover la hipertrofia de cornetes, que puede restringir las vías respiratorias en diversos grados. Si se descubre una obstrucción, debe eliminarse mediante cirugía para mejorar la función nasal.

 

Beneficios de la rinoplastia:

La rinoplastia da resultados duraderos, y observa cambios graduales en la apariencia y el funcionamiento de la nariz en el transcurso de un año con resultados finales permanentes. Estos son los beneficios de la rinoplastia que pueden cambiar la forma en que se ve o respira:  

  • Mejora de la respiración.
  • Discapacidades congénitas corregidas como hendiduras, masas, bultos, subdesarrollo, etc.
  • Simetría facial restaurada.
  • Mejorar la confianza en sí mismo.

 

Decidir sobre la rinoplastia:

La rinoplastia por razones médicas está indicada si todos los demás tratamientos conservadores no proporcionan alivio. Una razón médica común que requiere cirugía es la dificultad para respirar por la nariz debido a la obstrucción nasal. En lo que respecta a las razones cosméticas, la rinoplastia puede producir resultados excepcionales y dar la forma deseada a su nariz para una mejor apariencia facial.  

Otra cosa a considerar al decidir si optar por la cirugía es el costo de la rinoplastia. Los gastos varían de un hospital a otro y podrían depender de la extensión de la cirugía requerida y su apariencia facial. Aunque debe tener en cuenta todos estos factores al decidir sobre su cirugía de nariz, buscar el mejor cirujano de rinoplastia es igualmente esencial para obtener la transformación deseada. 

Es fundamental examinar los elementos precisos de su nariz que detestan (joroba dorsal, desviación nasal, dificultades en la punta, etc.) y explicar paso a paso lo que se puede y no se puede corregir. Esto se puede lograr mediante el uso de simulación por computadora. Este es un método útil para identificar a los pacientes con expectativas irrazonables mediante el uso de fotos de la vida real del individuo y la simulación de un resultado quirúrgico aproximado. Ha ganado popularidad entre los cirujanos en los últimos años, y según una encuesta de 2017, el 63 por ciento de ellos lo usa en consultas de rinoplastia. Hay herramientas de simulación 2-D y 3-D disponibles.

Se deben documentar problemas respiratorios en el pasado, antecedentes de sinusitis, apnea obstructiva del sueño, hospitalizaciones previas, uso de productos farmacéuticos o cocaína y antecedentes de enfermedades mentales. Esta operación a menudo se realiza cuando los componentes nasales han madurado completamente y la morfología nasal no se alterará significativamente en el futuro. Esto corresponde alrededor de 15 años de edad para las niñas y 17 años de edad para los hombres.

En Medcare Hospitals & Medical Centers, el equipo de cirujanos de rinoplastia está bien versado con todas las técnicas modernas y tiene la experiencia suficiente para solucionar sus problemas nasales y darle una nueva apariencia fresca.

Para obtener más información, consulte: Descripción de la rinoplastia de revisión

 

Contraindicaciones a contraindicaciones

Los pacientes con un estado mental inestable en el momento de la consulta o cirugía, los pacientes con trastorno dismórfico corporal (TDC) o expectativas poco realistas, apnea obstructiva del sueño, consumidores activos de cocaína y pacientes con comorbilidades que contraindican procedimientos quirúrgicos son todas contraindicaciones comunes para la rinoplastia.

  • Trastorno Dismórfico Corporal (TDC): Esta condición mental se distingue por una obsesión obsesiva con un defecto ficticio o apenas discernible en la apariencia de uno. Los pacientes tienen dificultades para socializar, tienen una menor calidad de vida, son más propensos a la depresión y tienen un mayor riesgo de suicidio. Es fundamental que los cirujanos identifiquen a este tipo de paciente lo antes posible, ya que los síntomas pueden intensificarse después de la operación si no se detectan, y el paciente no estará satisfecho con los resultados. Actualmente no existe un cuestionario validado disponible para diagnosticar adecuadamente a estas personas. Se requiere la derivación para un examen mental si surge sospecha clínica.
  • Apnea obstructiva del sueño: Esta afección común se caracteriza por episodios recurrentes de obstrucción de las vías respiratorias mientras duerme. Los pacientes con este síndrome son más propensos a experimentar problemas perioperatorios. El diagnóstico puede sospecharse en función de los síntomas del paciente, aunque también puede ser asintomático. Se pueden emplear cuestionarios de detección, aunque su precisión está restringida. La polisomnografía es el estándar de oro para el diagnóstico. Aunque no es una contraindicación absoluta, los pacientes con esta enfermedad deben ser informados de los riesgos, y se deben realizar tratamientos preoperatorios como el uso de un dispositivo de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP) para reducir las tasas de complicaciones.
  • Abuso de cocaína: Los pacientes que abusan de la cocaína son una categoría distinta de pacientes. Debido a los diversos componentes contaminantes, la cocaína inhalada causa vasoconstricción severa e inflamación persistente de la mucosa. Los hallazgos de una rinoscopia pueden variar desde una inflamación menor hasta perforaciones septales graves. Estas personas también son más propensas a experimentar problemas postoperatorios como el colapso septal o la reducción de la curación de la mucosa septal, y se les debe advertir que no se sometan a una cirugía de nariz.
  • Fumar tabaco: Aunque parece que fumar tabaco no afecta los resultados de la septoplastia, se debe alentar a los pacientes a dejar de fumar antes del procedimiento debido a otros efectos nocivos. 
  • Trastornos hemorrágicos: Los problemas de coagulación pueden conducir a dificultades postoperatorias. Se debe interrogar a los pacientes si tienen antecedentes de hematomas o sangrado severos, si han tomado medicamentos, suplementos o vitaminas que modifiquen la cascada de coagulación, o si han tenido algún episodio trombótico previo. Cualquier medicamento, vitaminas o suplementos que debiliten la coagulación pueden necesitar ser suspendidos antes de la cirugía.

 

¿Cómo se realiza la rinoplastia?

La cirugía plástica de nariz se realiza bajo anestesia general, o anestesia local con sedación. Hay dos técnicas utilizadas cuando se altera o mejora quirúrgicamente la apariencia de la nariz; técnica abierta y cerrada. Ambas técnicas son diferentes, ofrecen ventajas individuales y no se pueden comparar para obtener mejores resultados.  

Mientras que la técnica abierta tiene una incisión externa en la columela, no hay incisión externa en el lado externo de la nariz en la técnica de cierre, ya que las incisiones están ocultas dentro de la nariz del paciente y las modificaciones se realizan desde el interior de las fosas nasales. Hay algunas ventajas más de C&N (Close Rhinoplasty & Natural Look) tales como:

  • Sin lifting de la piel.
  • Sin cicatriz.
  • Menor tiempo quirúrgico.
  • Aspecto más natural.
  • Recuperación más rápida.
  • Menos trauma.
  • Excelente experiencia tanto en casos primarios como de revisión.

Aunque la técnica de cierre parece más ventajosa para algunas modificaciones nasales, aún así, su cirujano es la mejor persona para decidir si una técnica abierta o cerrada puede dar los resultados óptimos del tratamiento. 

De esta manera, se realiza un levantamiento de nariz o remodelación de la nariz. Además de la cirugía estética, también restauramos la función de la nariz al mismo tiempo corrigiendo la desviación del tabique nasal y reduciendo el tamaño de los cornetes para mejorar las vías respiratorias nasales y la respiración.

 

Fotos de antes y después

 1-24adc929-0596-4c45-bd45-b8bf6c9f4bad.jpg.

2-e38b7034-8b71-4748-88e5-2e4fbf25f021.jpg

3-b21ae87f-8112-42e0-b0ab-ae65e7016ff7.jpg

4-ff67e80e-edc7-499d-80be-3dd9c0d1ccb2.jpg

Recuperación después del procedimiento:

Puede irse a casa el mismo día después del procedimiento, pero se requiere al menos una semana libre del trabajo para permitir la curación. Debe descansar adecuadamente y aplicar hielo en la nariz. No se permite el soplado contundente de la nariz, y debe limpiarse a fondo todos los días. La hinchazón puede ocurrir durante los primeros 3-4 días y desaparece gradualmente después de eso. Los medicamentos para el dolor se administran para disminuir la incomodidad, pero generalmente se requieren solo durante los primeros días.  

En una semana, todas las molestias, el dolor y la hinchazón se resuelven, y se pueden quitar el yeso y las férulas. Puedes unirte al trabajo y hacer todas las actividades diarias, incluidos los entrenamientos. Pero cualquier deporte de contacto debe evitarse durante al menos seis semanas para evitar lesiones en la nariz. La curación completa de la cirugía puede tomar de 6 a 12 meses.

 

Complicaciones

Como se señaló anteriormente, la rinoplastia es una de las operaciones quirúrgicas más difíciles, y una de las razones principales de esto es su falta de previsibilidad. Un resultado quirúrgico positivo inmediato puede no ser tal un año después. Esto se debe principalmente a los numerosos factores involucrados en el proceso de curación. Las respuestas individuales del tejido nasal no siempre son predecibles y, como resultado, pueden ocurrir resultados adversos.

Aunque la probabilidad de consecuencias graves es limitada, las dificultades funcionales y, en particular, cosméticas pueden generar problemas sociales y psicológicos, así como desafíos legales para el cirujano. Los problemas quirúrgicos hemorrágicos, infecciosos, traumáticos, funcionales y cosméticos son posibles.

Complicaciones hemorrágicas:

  • Epistaxis: El sangrado después de la rinoplastia es un problema típico. Por lo general, son menores y se pueden tratar con elevación de la cabeza, descongestionantes nasales y compresión. Si el sangrado persiste, se debe hacer un taponamiento anterior y se debe revisar al paciente. Si el sangrado continúa a pesar del tampón anterior, se debe considerar una hemorragia posterior y se debe usar un tampón posterior. Aunque las hemorragias significativas son poco frecuentes, en algunos casos puede ser necesario un abordaje endoscópico o embolización angiográfica.
  • Hematoma septal: Es una complicación temprana que, si no se aborda rápidamente, puede resultar en un daño significativo. El hematoma septal se manifiesta como un bulto doloroso postoperatorio en el tabique. A menudo es doloroso, y el paciente también puede presentar fiebre, anosmia y restricción del flujo de aire. Los hematomas septales deben drenarse lo antes posible si se detectan para evitar infecciones y pérdida de cartílago septal. Después del drenaje, se debe emplear taponamiento anterior y se debe evaluar al paciente en 24 horas. Si se sospecha un absceso septal, la terapia con antibióticos debe iniciarse muy una vez.
  • Complicaciones infecciosas: Las infecciones durante la rinoplastia pueden variar desde celulitis moderada hasta enfermedades infecciosas sistémicas graves. Como una complicación temprana de la rinoplastia, puede ocurrir celulitis. Normalmente responde bien a las cefalosporinas, aunque se requiere un monitoreo regular para prevenir la progresión. Los abscesos septales son una consecuencia de un hematoma no tratado, y el tratamiento de elección es el drenaje quirúrgico seguido de antibióticos. Pueden ocurrir en el tabique, la punta o el dorso del cuerpo. Los procesos infecciosos graves son bastante poco comunes. Ocurren en menos del 1% de todos los casos. Para evitar complicaciones como la necrosis tisular o el síndrome de shock tóxico, la readmisión temprana, la terapia antibiótica intravenosa y el desbridamiento rápido de tejidos son fundamentales. Se han realizado varios estudios sobre el uso de antibióticos durante y después de la cirugía, pero todavía no hay acuerdo. Existe evidencia de que los antibióticos profilácticos son efectivos para evitar infecciones postoperatorias. En cuanto al uso de antibióticos después de la intervención quirúrgica, la OMS no aboga por usarlos durante más de 24 horas después de la cirugía debido al riesgo mínimo de infección.

 

  • Complicaciones traumáticas: Estas incluyen anomalías septales o colapso causado por daño en el puntal L, lesiones intracraneales y lesiones del sistema lagrimal. Las deformidades a menudo se encuentran como una consecuencia tardía de una lesión septal no diagnosticada, ya que la envoltura del tejido blando se tensa sobre la estructura nasal. Con frecuencia se requieren operaciones secundarias para remediarlos. Si se descubre un daño septal durante la cirugía, debe corregirse antes de que se pueda cerrar la herida.

 

  • Lesión de los conductos lagrimales:  Esto puede resultar en epífora, que puede ir acompañada de sangrado. A veces es inducida por osteotomías laterales y requiere intubación del conducto para ser tratada. Es vital entender que la epífora puede ocurrir en las primeras semanas después del tratamiento como resultado del edema que comprime los conductos lagrimales, que generalmente se resuelve espontáneamente.
  • Perforación septal: Defecto de continuidad causado por desgarros en la manipulación de colgajos mucopericondrales o un hematoma septal no descubierto. La necesidad de evitar las lágrimas o arreglarlas cuando ocurren es fundamental para su prevención. Cuando se produce un agujero después de la cirugía, puede variar desde una perforación menor que causa silbidos al respirar hasta una gran perforación que causa epistaxis y rinitis debido al flujo de aire turbulento. El tratamiento puede no ser necesario si los síntomas son menores debido a una pequeña perforación. Los agujeros más grandes pueden requerir tratamiento quirúrgico con colgajos, que tendrán una alta tasa de recurrencia.
  • Adherencias nasales:  Las sinequias pueden formarse entre las superficies mucosas desgastadas. Se pueden evitar mediante el uso de una férula silástica durante la septoplastia. Deben dividirse quirúrgicamente si se descubren después de la operación.
  • Rinitis:  Esto es con frecuencia una consecuencia transitoria, especialmente después de que se ha despejado una vía aérea bloqueada. Puede causar secreción nasal, sequedad y problemas respiratorios. Los tratamientos tópicos a menudo se utilizan para tratarlo. Se puede detectar una fuga de líquido en el LCR si la rinorrea persiste después de unas semanas.

 

Conclusión 

La rinoplastia, ya sea por razones estéticas o prácticas, puede proporcionar grandes resultados en manos de un cirujano experto. Una fuerte comprensión de la función nasal, la forma y la anatomía, así como la aplicación de una técnica quirúrgica que respete componentes importantes, son características esenciales de un cirujano de rinoplastia.

Como se indicó anteriormente, la identificación exhaustiva de los candidatos quirúrgicos es un paso clave para lograr altas tasas de satisfacción del paciente. También es esencial que el paciente siga las instrucciones postoperatorias correctamente y se comunique con el equipo quirúrgico lo antes posible si surgen signos o síntomas de advertencia. Varios escritores han demostrado que la satisfacción con los resultados de la rinoplastia a lo largo de los años aumenta la calidad de vida del paciente, según lo evaluado por una mejora en la escala ROE y otras escalas después del tratamiento.

Artículos

Otros artículos