Neurología pediátrica

 

Los niños son propensos a una serie de afecciones neurológicas que los afectan de vez en cuando. Mientras que algunos son menores y tratables a través de opciones de tratamiento simples, otros son graves y requieren tratamiento avanzado y expertos profesionales.

Afortunadamente, la neurología pediátrica puede ayudar con afecciones neurológicas que afectan a niños de todas las edades. Por otro lado, los neurólogos pediátricos son expertos médicos que están capacitados para manejar este tipo de problemas. También entienden las necesidades de cada niño, por lo tanto trabajan para asegurarse de que cumplen con estos requisitos.

 

¿Qué es la Neurología Pediátrica?

La neurología pediátrica es un campo médico especializado que se centra en el estado de salud general de los menores. Su objetivo es diagnosticar, tratar, controlar y prevenir trastornos neurológicos en bebés, niños y adultos jóvenes.

Además, la neurología pediátrica se ocupa de las condiciones de salud y enfermedades de varios sistemas corporales. Incluye el cerebro, la médula espinal, el sistema nervioso autónomo, el sistema nervioso periférico, los vasos sanguíneos y los músculos.

 

Trastornos neurológicos pediátricos

Los trastornos neurológicos pediátricos son las condiciones de salud que resultan debido a fallos de funcionamiento de cualquier sección del cerebro o del sistema nervioso. Estos fallos de funcionamiento a menudo resultan en problemas físicos o psicológicos, así como ciertos síntomas en los niños.

Los trastornos neurológicos pueden variar de un niño al otro. Algunas afecciones son leves, mientras que otras pueden ser complejas y raras. Generalmente, los tipos comunes de trastornos neurológicos que afectan a los niños incluyen;

  • Problemas musculares que pueden resultar en debilidad corporal
  • Trastornos conductuales como el TDAH y los trastornos del sueño
  • Tumores cerebrales
  • Accidente cerebrovascular y lesión cerebral traumática (TBI)
  • Discapacidad intelectual
  • Discapacidades congénitas
  • Trastornos autoinmunes
  • Condiciones genéticas que afectan al sistema nervioso
  • Infecciones cerebrales e inflamación, incluida la meningitis
  • Convulsiones y epilepsia
  • Dolores de cabeza como conmociones cerebrales y migrañas
  • autismo
  • Trastornos del desarrollo

 

Causa de trastornos neurológicos

La mayoría de las afecciones neurológicas que afectan a los niños son congénitas; esto significa que están presentes desde el nacimiento. Sin embargo, ciertas condiciones se pueden adquirir, lo que significa que el niño también puede desarrollar trastornos neurológicos después del nacimiento.

La principal causa de trastornos congénitas son los factores genéticos o de antecedentes familiares. Estos generalmente influyen en el desarrollo de una serie de condiciones neurológicas que se transmiten de los padres a los niños a través de cromosomas y genes. Los cromosomas consisten en miles de células, y por lo general una célula del cuerpo humano se compone de 23 pares de cromosomas. Un niño, por lo tanto, hereda la mitad de estos cromosomas de ambos padres.

Sin embargo, los trastornos tienden a surgir si hay problemas tales como;

  • Anomalías cromosómicas: Los cambios cromosómicos en términos de estructura y número pueden afectar a las características generales. Esto se debe a que están formados por un mayor número de genes. 
  • Anomalías genéticas: Los genes generalmente determinan las características del niño. Por lo tanto, el cambio en los genes o mutaciones puede alterar las características del niño. 
  • Cambio en el número estándar de cromosomas: La pérdida de un solo cromosoma o tener cromosomas adicionales resulta en neurológicos pediátricos.
  • Trastornos metabólicos (procesos químicos que tienen lugar en el cuerpo). Esto causa daños duraderos si no se detecta a tiempo.
  • Cambios en la estructura de los cromosomas
  • Malformación congénita debido a complicaciones de genes, factores conductuales y ambientales.

Por otro lado, los trastornos neurológicos adquiridos son causados por varios factores, incluyendo;

  • Trastornos del sistema inmunitario: Ciertos trastornos inmunitarios, incluida la encefalitis autoinmune, pueden conducir a problemas emocionales, convulsiones y movimiento corporal anormal.
  • Infecciones posnatales como meningitis y encefalitis (inflamación cerebral)
  • Lesión cerebral traumática (incluye lesiones de heridas abiertas, lesiones en la cabeza cerradas y lesiones aplastantes)
  • Lesiones de la médula espinal: causadas por accidentes, caídas o lesiones deportivas. La extensión del daño generalmente depende de la parte afectada del cerebro.
  • Neoplasia (masa anormal de tumores productores de tejido)
  • Exposición a toxinas durante la infancia

 

Síntomas de los trastornos neurológicos infantiles

Los trastornos neurológicos infantiles pueden provocar retrasos en el desarrollo y funcionalidad normal. Por lo tanto, la detección precoz y el diagnóstico aumentan las posibilidades de determinar la causa, administrando el tratamiento. También limita la posibilidad de experimentar complicaciones en el futuro. 

Algunos de los signos y síntomas a tener en cuenta en su hijo incluyen;

  • fatiga
  • cefaleas
  • Fiebre inexplicable
  • Visión borrosa
  • Cambios en el equilibrio o la coordinación
  • Movimiento limitado de brazos o piernas
  • Temblor repentino
  • Entumecimiento o hormigueo en las piernas o los brazos

 

Pruebas y procedimientos de trastornos neurológicos

Para diagnosticar con precisión las afecciones neurológicas infantiles, el neurólogo pediátrico comienza mirando los síntomas. También realiza pruebas físicas y exámenes mientras evalúa la historia clínica del niño.

A veces, pueden ser necesarias pruebas y procedimientos adicionales, especialmente si la situación del niño es un poco compleja. Algunos de estos procedimientos incluyen;

  • Resonancia magnética (RM)

Este es un tipo de prueba de diagnóstico por imágenes que se utiliza para tomar imágenes del cerebro o la columna vertebral. También se utiliza para detectar signos y síntomas de accidente cerebrovascular, tumores cerebrales, infecciones y otras afecciones neurológicas que afectan a los niños.

  • Tomografía computarizada (TC)

Esto implica una combinación de equipos de rayos X y una computadora para capturar y mostrar imágenes de los órganos internos en diferentes ángulos. Los neurólogos pediátricos optan por este método para ver y comprobar si hay anomalías en el sistema interno del niño.

  • Electroencefalograma (EEG):

Esta es una prueba segura, indoloro y no invasiva utilizada para medir las señales cerebrales a través de los sensores especiales colocados en la punta. También ayudan a determinar la principal causa de convulsiones y otros trastornos neurológicos en los niños.

Tomografía por emisión de positrones (PET)

Esta es una forma de pruebas de diagnóstico por imágenes médicas nucleares utilizadas para analizar los tejidos del cuerpo. También se utiliza para determinar las condiciones neurológicas mediante el monitoreo del flujo sanguíneo, oxígeno, y el metabolismo. Además, el PET es útil para monitorear el progreso de ciertos medicamentos administrados.

  • Análisis de sangre

A veces, el neurólogo pediátrico puede pedir una muestra de sangre al niño. Esto es principalmente para pruebas de cambios de electrolitos, signos y síntomas de infecciones, y otras pruebas complejas como el análisis genético de ciertos trastornos.

  • Punción lumbar o punción espinal

Esta prueba consiste en insertar pequeñas agujas diminutas en la médula espinal o la parte inferior de la espalda para extraer muestras del líquido cefalorraquídeo que rodea la columna vertebral y el cerebro. También se utiliza para probar y comprobar si hay signos y síntomas de infecciones e inflamación.

  • Pruebas neuropsicológicas

Esto se hace para comprobar y comparar la estructura y funcionalidad del cerebro. También se utiliza para determinar cómo se relacionan con varios procesos psicológicos y conductuales. La información adquirida también es útil durante la terapia cognitivo-conductual.

 

Tratamiento de trastornos neurológicos pediátricos

Los trastornos neurológicos pediátricos son complejos, y a veces los síntomas tienden a superponerse; por lo tanto, puede ser fácilmente malinterpretado. Para evitar esto, los neurólogos pediátricos utilizan el equipo de diagnóstico de última generación para obtener imágenes claras y obtener resultados de pruebas.

Además, el objetivo de tratar a un niño con trastornos neurológicos es aliviar los síntomas mediante el uso de opciones de tratamiento invasivas. El neurólogo pediátrico también asesorará al padre del niño en el mejor plan de tratamiento. Esto se basa en la condición neurológica exacta y la causa.

Los procedimientos de tratamiento comunes incluyen;

  • En el tratamiento del útero

Esta es una cirugía fetal que implica el tratamiento de discapacidades congénitas en un feto en el útero. Este tratamiento tiene como objetivo mejorar los resultados a largo plazo de un niño con discapacidades congénitas especiales. Tales defectos tienden a empeorar a medida que el niño crece; por lo tanto, el procedimiento quirúrgico fetal es la mejor opción de tratamiento.

  • Hipotermia corporal total

Este tratamiento implica reducir la temperatura corporal del niño por un corto tiempo inmediatamente después del parto. Esto ayuda a ralentizar ciertas complicaciones causadas por lesiones neurológicas por progresar.

  • Electroencefalografía de vídeo (EEG)

EEG implica medir y registrar la actividad eléctrica en el cerebro del niño con fines de diagnóstico. También permite a los neurólogos monitorear de cerca las actividades y reacciones del niño durante las convulsiones. En general, todo el procedimiento es indoloro y solo tarda unas horas o días en completarse. Sobre todo, la duración depende de lo que los neurólogos pretendan reunir.

  • radiología

Esto implica el uso de imágenes médicas para tratar ciertas afecciones cerebrales en niños. La radiología también incluye el uso de equipos como tomografía computarizada portátil, RMN y encefalografía junto a la cama.

  • Fisioterapia

La fisioterapia es una alternativa de tratamiento para niños con trastornos neurológicos que viene con síntomas como dificultades de coordinación y debilidad muscular. La fisioterapia también puede ser útil para un niño que se ha sometido a una operación quirúrgica.

  • Cambios en el estilo de vida

Ciertos tipos de trastornos neurológicos se pueden tratar ajustando la dieta del niño. Por ejemplo, los síntomas de trastornos particulares se pueden aliviar minimizando los carbohidratos y aumentando el consumo de proteínas y grasas.

 

conclusión

La neurología pediátrica tiene que ver con la solución medicinal de los trastornos que afectan el cerebro de los niños y el sistema nervioso. Los niños son propensos a diversos trastornos que van desde discapacidades congénitas hasta deficiencias adquiridas. Esto puede alterar el crecimiento y desarrollo general del niño. Como tal, el neurológico pediátrico es un campo significativo que se centra en el bienestar del niño.

Además, CloudHospital es una plataforma médica dedicada a ofrecer servicios de tratamiento de neurología pediátrica. Consiste en los mejores neurólogos pediátricos que pueden manejar varios tipos de trastornos neurológicos. También ofrecen una gama de servicios de tratamiento físico y terapia.