Cirugía de Feminización Facial

Cirugía de Feminización Facial

Visión general

Uno de los elementos más esenciales del cuerpo humano es sin duda la cara. Le da a la gente las primeras pistas sobre nuestra identidad y personalidad. Contiene las características que nos permiten comunicarnos y relacionarnos entre nosotros, como los ojos, los oídos y la boca. También proporciona las señales visuales iniciales que deciden si somos vistos como hombres o mujeres por los demás. Como resultado de estos factores, la cirugía de feminización facial (CFF) es un componente crítico de la transición de hombre a mujer. De hecho, la Organización Profesional Mundial para la Salud Transgénero (OMST) considera que las CFF son médicamente necesarias y cruciales para el bienestar de las personas transgénero.

La cirugía de feminización facial se refiere a una variedad de cirugías que alteran el contorno de la cara para que parezca más femenina. Los ejemplos incluyen mover la línea del cabello para producir una frente más pequeña como parte de la cirugía estética de la frente, aumentar los labios y los pómulos, y remodelar y cambiar el tamaño de la mandíbula y la barbilla. Otra alternativa es la cirugía de estiramiento de la piel, como un estiramiento facial.

La cirugía de feminización facial se puede realizar como un paso en el tratamiento del dolor causado por una discrepancia en la identificación de género y el sexo asignado al nacer (disforia de género). Los abordajes pueden ayudar a las mujeres transgénero en la transición física a su género autoidentificado.

Muchas características faciales representan diferencias sexuales, como los ojos, la mandíbula y la frente. Mientras que otras partes del cuerpo pueden estar cubiertas u ocultas, las características de la cara se ven claramente. Cambiar estas características puede ser crucial en la transición de ciertas personas transgénero que tienen una identificación de género que varía del sexo que se les asignó al nacer.

Puede tomar hasta un año después de la cirugía de feminización facial para ver resultados definitivos y sostenidos. A lo largo de su recuperación, continuará comunicándose con los profesionales involucrados en su tratamiento con respecto a la evolución de sus características faciales y cualquier inquietud que pueda tener.

 

Candidato para este procedimiento

disforia de género

La cirugía de feminización facial es un proceso muy personal. Debes hacerlo por ti mismo, no para satisfacer las demandas de los demás o para conformarte con alguna imagen ideal.

La cirugía de feminización facial es una buena opción para usted si:

  • Le han diagnosticado disforia de género persistente
  • Has estado viviendo como un miembro de tu sexo deseado
  • Usted tiene la edad para dar su consentimiento
  • Tienes una perspectiva positiva y expectativas realistas
  • Si existen problemas médicos o de salud mental significativos, deben estar razonablemente bien controlados.

 

Limitaciones para la cirugía de feminización facial

Es posible que no sea un buen candidato para CFF si:

  • Son menores de 18 años.
  • No tenga expectativas realistas sobre los resultados.
  • Tiene una condición de salud que hace que la cirugía sea peligrosa.
  • Tiene un trastorno de salud mental que afecta su capacidad para tomar decisiones personales apropiadas.

 

¿Cómo prepararse para la cirugía de feminización facial?

profesional de la salud

Su profesional de la salud hará un examen personal completo antes de realizar la cirugía de feminización facial. Le preguntarán sobre sus objetivos quirúrgicos y discutirán lo que puede esperar a lo largo de su recuperación. Es fundamental que usted y su cirujano tengan objetivos coincidentes y realistas.

Su proveedor también verifica su salud física al:

  • Evaluar su estilo de vida, incluyendo fumar o beber alcohol.
  • Hacer un examen físico, incluyendo pruebas de laboratorio como análisis de sangre.
  • Identificar riesgos de posibles complicaciones.
  • Revisar sus medicamentos actuales y cualquier alergia que pueda tener.

Antes de someterse a una cirugía de feminización facial, también es posible que le realicen exploraciones por imágenes. Las radiografías y las tomografías computarizadas son imágenes de los huesos y tejidos blandos de la cara y el cráneo. Su cirujano también puede medir su cara, tomar fotografías y evaluar la condición de su piel. Todos estos datos ayudan a su cirujano a planificar su terapia.

Consentimiento:

Debido a que la cirugía de feminización facial puede resultar en cambios físicos permanentes, debe proporcionar un permiso informado después de discutir adecuadamente:

  • Riesgos \Beneficios
  • Alternativas de cirugía a un costo menor
  • Consecuencias jurídicas y sociales
  • Complicaciones que pueden surgir
  • Cambios de procedimiento que no se pueden revertir

Antes de continuar, debe consultar con personas que se han sometido a una cirugía de feminización facial. Pueden ayudarlo a dar forma a sus expectativas acerca de lo que es posible.

Es posible que el seguro de salud no cubra los tratamientos quirúrgicos estéticos para la población cisgénero (aquellos cuya identificación de género coincide con la que se les dio al nacer) incluso si estas operaciones son médicamente esenciales para aliviar la disforia de género.

 

Procedimientos quirúrgicos

Procedimientos quirúrgicos

Los procedimientos quirúrgicos que se realizan con mayor frecuencia durante la CFF incluyen los siguientes.

Según ciertas investigaciones, la forma de la frente es una de las distinciones fundamentales entre los hombres cisgénero y las mujeres cisgénero. La corrección de la línea del cabello, el recontorneado de la frente, el recontorneado de la cuenca del ojo y el levantamiento de cejas son procedimientos que se realizan con frecuencia junto con la rinoplastia.

  • Corrección de la línea del cabello:

Las líneas del cabello masculinas son con frecuencia más altas que las líneas del cabello femeninas y tienen esquinas que retroceden sobre las sienes, lo que les da una forma de "M". La línea del cabello se puede desplazar hacia adelante y redondearse mediante el uso de una cirugía denominada "avance del cuero cabelludo", en la que el cuero cabelludo se eleva y reubica, o mediante el uso de trasplante de cabello.

  • Recontorneado de la frente:

La cresta de la frente (o “prominencia de las cejas"), que incluye los "bordes supraorbitarios", es una cresta horizontal de hueso que corre a través de la frente ligeramente por encima del nivel de las cejas en los hombres cisgénero (el borde inferior, en el que se sientan las cejas). Los hombres cisgénero también tienen frentes más planas y sienes mas hundidas que las mujeres.

La cresta de la frente normalmente está hecha de hueso sólido y se puede reducir. La glabela (la región entre las cejas) descansa sobre un área hueca conocida como el seno frontal. Debido a que el seno frontal es hueco, eliminar la prominencia allí podría ser más desafiante. Si el hueso sobre el seno frontal es lo suficientemente grueso, el relieve se puede eliminar simplemente reduciéndolo. Sin embargo, en algunas personas, la pared ósea es tan delgada que reducir la prominencia por completo requiere romper la pared en el seno frontal.

Para abordar este problema, los cirujanos de CFF han explorado dos formas. La forma más cautelosa es reducir la pared ósea tanto como sea posible sin romperse, y luego rellenar cualquier prominencia residual con cemento óseo de hidroxiapatita, que puede suavizar cualquier paso obvio entre la prominencia restante y el resto de la frente. En algunas circunstancias, adelgazar los tejidos blandos que se asientan sobre el relieve a veces puede ayudar a reducirla aún más.

Los médicos que realizan CFF también pueden realizar una reconstrucción de la frente o una craneoplastia, en la que el hueso glabela se separa, adelgaza y remodela, luego se vuelve a ensamblar en la nueva posición femenina utilizando pequeños alambres de titanio o una placa ortopédica de titanio y tornillos. La evidencia sobre qué estrategia es superior es mínima y proporciona poca información. Los peligros de la craneoplastia incluyen que el cráneo no se cure adecuadamente, la movilidad de fragmentos óseos y el desarrollo de quistes; por lo general, estos pueden rectificarse con otro procedimiento.

En comparación con las mujeres cisgénero, los hombres cisgénero tienen cejas más bajas en relación con la ubicación de sus crestas de cejas. Las cejas de los hombres cis están por debajo de las crestas de sus cejas, pero las cejas de las mujeres cis están por encima de las crestas de sus cejas. Como resultado, la CFF para elevar las cejas da como resultado una cara de aspecto más femenino.

  • Recontorneado de la órbita:

Según varias investigaciones, la forma de los ojos es el rasgo más distintivo entre los hombres cis y las mujeres. Las cuencas oculares femeninas cis son más pequeñas, más altas en la cara, tienen bordes externos inclinados más afilados y están más juntas en sus márgenes internos (la distancia intercantal). Algunas CFF, como la cirugía plástica de cantoplastia, pueden cambiar la forma de la órbita.

Los hombres cis tienen narices más grandes, más largas y más anchas que las mujeres cis; además, la punta de una nariz femenina es más probable que apunte ligeramente hacia arriba que la de un hombre. Como resultado, la operación implica la eliminación de hueso y cartílago y la reconstrucción de lo que queda. La mayoría de las veces, esto se hace en una operación abierta, pero se han empleado métodos endonasales; en todos los casos, existe el peligro de interferir con la función de la válvula nasal mientras disminuye la nariz. En la mayoría de los casos, se realizan métodos estándar de rinoplastia. Hay una escasez de datos sobre los resultados.

Las hembras cis con frecuencia tienen una mayor proyección hacia adelante en sus pómulos, así como mejillas más grandes en general, con los pómulos y la punta de la barbilla formando un triángulo. La planificación del contorno de las mejillas ocurre junto con la remodelación de la barbilla. El hueso cortado y el reposicionamiento de los huesos faciales se utilizan para remodelar las mejillas. Es habitual aumentar las mejillas con implantes o grasa obtenida de otras regiones del cuerpo. Los riesgos del implante incluyen infección, movimiento del implante y asimetría; la grasa puede eventualmente ser absorbida.

  • Labios:

Las alteraciones sutiles en la forma y estructura de los labios pueden tener un impacto significativo en la feminización. Los hombres tienen una mayor distancia entre la base de la nariz y la parte superior del labio superior que las mujeres, y el labio superior es más largo; cuando una boca femenina está abierta y relajada, los incisivos superiores generalmente se revelan por unos pocos milímetros.

Se hace una pequeña incisión alrededor de la base de la nariz y se extrae una porción de piel. Cuando se cierra la abertura, levanta el labio superior, poniéndolo en una postura más femenina y, a menudo, revelando algunos de los incisivos superiores. Un estiramiento de labios también puede ser utilizado por el cirujano para rodar la parte superior. El cirujano también puede usar un estiramiento de labios para enrollar un poco el labio superior, haciéndolo parecer más lleno.

El relleno de labios se utiliza con frecuencia en la feminización, ya que las hembras cis tienen labios más grandes que los machos cis. Los rellenos inyectables son de bajo riesgo, pero tienden a disolverse después de aproximadamente seis meses, y muchos implantes tienen mayores riesgos de complicaciones, como infección o rechazo. El uso de grasa humana obtenida puede resultar en grumos y no dura mucho tiempo. El uso de productos de dermis acelular parece producir resultados más duraderos y menos peligrosos.

  • Contorno de la barbilla y la mandíbula:

Las barbillas masculinas cis son más largas y anchas que las barbillas femeninas cis, tienen una base más cuadrada y sobresalen hacia afuera más que las barbillas femeninas. Las líneas de la mandíbula masculina cis sobresalen hacia afuera de la barbilla en un ángulo más amplio que las líneas de la mandíbula femenina cis y tienen una esquina afilada en la parte posterior. En particular, muchas mujeres cis tienen mandíbulas y barbillas que comparten rasgos similares.

La barbilla se puede alargar a través del corte óseo o un tratamiento conocido como "genioplastia deslizante", en la que se extrae una porción del hueso. La cirugía de reducción de la mandíbula, que se realiza con frecuencia a través de la boca, puede alterar la mandíbula. Para hacer que la mandíbula se vea más pequeña, los músculos de masticación también pueden disminuir.

El peligro más grave con estas operaciones es la lesión del nervio mentoniano, que atraviesa la barbilla y la mandíbula; Los peligros adicionales incluyen daño a la raíz del diente, infección, falta de unión y daño al músculo mentoniano, que controla el labio inferior y se encuentra en los márgenes de la barbilla.

  • Reducción de la manzana de Adán:

Después de la adolescencia, los hombres cis tienen una manzana de Adán mucho más pronunciada que las mujeres cis. El tamaño de la manzana de Adán se puede reducir mediante una operación de condrolaringoplastia; el propósito del procedimiento es reducir el tamaño sin dejar una cicatriz. Existe el peligro de lesión de las cuerdas vocales y desestabilización de la epiglotis.

  • Procedimientos asociados:

Las operaciones de embellecimiento y rejuvenecimiento se realizan con frecuencia junto con la feminización facial. Por ejemplo, las bolsas de los ojos y los párpados caídos se tratan con frecuencia con una técnica conocida como "blefaroplastia", y muchos pacientes de feminización se someten a un estiramiento de cara y cuello.

 

¿Qué esperar después de la cirugía de feminización facial?

Después de la cirugía de feminización facial

La duración de la recuperación depende de las operaciones realizadas. En general, usted debe ser capaz de ir a casa después de la cirugía. Lo más probable es que necesites dos semanas de descanso completo. Durante las próximas seis semanas, debe evitar regresar al trabajo o mover cosas pesadas.

Si se somete a una cirugía de frente, su cirujano asegurará sus cejas en su lugar. Como resultado, debe evitar depilarse las cejas durante unas semanas mientras las anclas se establecen y el tejido se recupera.

La rinoplastia es un procedimiento extremadamente sensible. Durante varias semanas después de la cirugía, se deben tomar precauciones especiales para evitar impactar la nariz.

 

Riesgos

disforia de género

La decisión de someterse a una cirugía de feminización facial es muy personal. Debe evaluar si las ventajas cumplirán con sus objetivos y si los peligros y las posibles consecuencias son aceptables. Muchas personas ven este tratamiento como un paso vital para resolver su disforia de género.

Su cirujano plástico y/o su equipo quirúrgico discutirán a fondo los peligros de la cirugía. Se le pedirá que firme la documentación de permiso para verificar que comprende los procedimientos y cualquier riesgo o problema potencial.

Los peligros de la cirugía de feminización facial incluyen, entre otros, sangrado, infección, mala cicatrización de la incisión, hematoma, incapacidad ósea para sanar, hinchazón prolongada, migración de implantes, pérdida de cabello a lo largo de la línea de incisión y problemas anestésicos.

 

Costo de la cirugía de feminización facial

Costo de la cirugía

El costo de la cirugía de feminización facial puede variar dependiendo de la experiencia del cirujano y el área geográfica. Asegúrese de preguntar si su cirujano plástico ofrece financiamiento al paciente para la cirugía de feminización facial.

Los costos de la cirugía de feminización facial pueden incluir:

  • Honorarios del cirujano
  • Costos de hospitales o instalaciones quirúrgicas
  • Tarifas de anestesia
  • Prescripción de medicamentos
  • Prendas postoperatorias
  • Pruebas médicas y radiografías

Al seleccionar un cirujano plástico certificado por la junta para la cirugía de feminización facial, tenga en cuenta que la experiencia del cirujano y su nivel de comodidad con él o ella son tan importantes como el costo final del tratamiento.

En algunos casos, la cirugía de feminización facial puede estar cubierta por el seguro de salud. Sin embargo, es posible que su cobertura solo cubra una parte del costo total.

En general, el tratamiento costó entre $2.000 y $40.000 USD en los Estados Unidos en 2006, casi el doble del costo de la cirugía de reasignación sexual. Los precios en Europa son significativamente más bajos; a partir de 2017, una CFF completa cuesta entre €10.000 y €25.000. El precio en Asia es sustancialmente más barato, alcanzando los $8.000 USD.

 

Conclusión

cirugía de feminización facial

El propósito de la cirugía de feminización facial, también conocida como cirugía facial feminizante, es cambiar los aspectos masculinos de la cara para que parezcan más femeninos o no binarios. La cirugía de feminización facial se puede realizar como un solo procedimiento o en varias etapas. Un aspecto femenino se logra mediante la modificación quirúrgica del hueso y los tejidos blandos de la cara. Existen varios procedimientos para hacer cirugía de feminización facial, y se deben considerar muchas consideraciones al determinar qué alternativas son ideales para cada individuo.

Los rasgos sexuales secundarios que separan las caras masculinas y femeninas incluyen la forma de la frente, la nariz, los labios, las mejillas, la barbilla y la mandíbula; Las características en el tercio superior de la cara parecen ser las más esenciales, y las ligeras alteraciones en los labios pueden tener un fuerte efecto.

Si usted es una mujer transgénero (en transición de hombre a mujer), una mujer cisgénero (cuya identificación de género coincide con el género asignado al nacer) que desea feminizar su rostro, o si tiene un diagnóstico de disforia de género (angustia psicológica debido al conflicto con el género asignado al nacer), puede elegir la CFF.

La modificación de los ojos y los párpados (el exceso de tejido se puede quitar para feminizar los párpados superiores) y el aumento de mejillas son ejemplos de cirugía de feminización facial. La rinoplastia (remodelación de la nariz), la rinoplastia puede incluir la reducción del tamaño general y los ángulos de la nariz. El levantamiento y aumento de labios, la reducción del ángulo de la mandíbula, la reducción del ancho de la barbilla, la reducción o corte traqueal, la reducción de la línea del cabello y el trasplante de cabello son algunos de los procedimientos disponibles.