Infarto de miocardio

El infarto de miocardio,comúnmente conocido como ataque cardíaco, se desarrolla si se corta el suministro de sangre al corazón. La causa más común de obstrucción es la acumulación de colesterol, grasa y otros contenidos en las arterias que irrigan el corazón (arterias coronarias), formando placa. 

Una placa a veces puede romperse y crear un coágulo, obstruyendo el flujo sanguíneo. Partes del músculo cardíaco pueden dañarse o destruirse si se interrumpe el flujo sanguíneo. Aunque un infarto del miocardio pueda ser peligroso para la vida, el tratamiento ha mejorado grandemente durante los últimos años. Si crees que estás experimentando un ataque cardíaco, táctate al 911 u obtén atención médica de emergencia de inmediato.

Signos y síntomas del infarto de miocardio

Las muestras y los síntomas comunes asociados al infarto del miocardio incluyen;

  • Angina de pecho: Esto se describe como la opresión, pesadez, presión, ardor, dolor, plenitud, entumecimiento y sensación de apretar en la parte media del pecho que persiste durante unos minutos o desaparece y regresa. A veces se diagnostica erróneamente como indigestión o acidez estomacal.
  • Dolor en las otras partes de la parte superior del cuerpo, como los brazos, la espalda, el hombro izquierdo, el estómago, el cuello o la mandíbula.
  • Dificultades respiratorias o dificultad para respirar
  • Sudoración, a menudo conocida como "sudor frío".
  • Indigestión, plenitud o sensación de asfixia que puede sentirse como acidez estomacal
  • Vómitos o náuseas
  • Mareos, mareos, debilidad aguda o ansiedad
  • Latidos cardíacos erráticos o rápidos

No todas las personas que tienen un infarto de miocardio experimentan síntomas similares o gravedad de los síntomas. Algunos experimentan dolor moderado, mientras que otros tienen dolor muy crónico. Sin embargo, hay otras personas que no tienen signos o síntomas. Para algunos, el paro cardíaco abrupto puede ser el primer síntoma. Cuanto mayor sea el número de signos y síntomas que experimente, más probabilidades tendrá de sufrir infarto de miocardio.

Aunque algunos ataques cardíacos ocurren inesperadamente, la mayoría de las personas encuentran signos y síntomas alarmantes horas, días o incluso semanas antes. El dolor y la presión recurrentes en el pecho (angina de pecho) provocados por el ejercicio y aliviados por el descanso podrían ser el primer signo. La angina de pecho es una condición caracterizada por un flujo reducido de sangre al corazón temporalmente.

¿Cómo puede ayudar a alguien que experimenta un ataque al corazón?

Si nota a alguien que está inconsciente y sospecha que está sufriendo un ataque al corazón, llame al 911 de inmediato. Primero, verifique si el individuo está respirando o tiene pulso. Solo comience la RCP si la persona no está respirando o si no hay pulso.

Empuje con fuerza y rapidez sobre su pecho en un ritmo relativamente rápido de 100 a 120 compresiones por minuto. Los médicos aconsejan administrar solo compresiones toráces si usted no tiene habilidades en RCP. Además, si has tenido entrenamiento en RCP, puedes proceder a abrir el paso al aire y realizar respiración de rescate.

Causas del infarto de miocardio

Si una o más de las arterias coronarias se obstruyen, se desarrolla un ataque cardíaco. Las placas se forman cuando los depósitos de grasa, como el colesterol, se acumulan con el tiempo, estrechando las arterias (aterosclerosis). La causa más común de infarto de miocardio es la enfermedad de las arterias coronarias.

Una placa a veces puede romperse durante el período de un ataque cardíaco, derramando colesterol y otros contenidos en el torrente sanguíneo. En la ubicación de la ruptura, se puede formar un coágulo de sangre. En caso de que el coágulo sea lo suficientemente grande, puede obstruir la circulación sanguínea a través de la arteria coronaria. Esto evita que el oxígeno y los nutrientes lleguen al corazón (isquemia).

Usted puede experimentar una obstrucción parcial o total de la arteria coronaria. Un bloqueo parcial indica que usted ha tenido un infarto de miocardio sin elevación del segmento ST, mientras que un bloqueo completo muestra que ha tenido un infarto de miocardio con elevación del segmento ST.

Un espasmo de la arteria coronaria, que corta el suministro de sangre a una sección del músculo cardíaco, es otra causa de infarto de miocardio. Además, el consumo de tabaco y las drogas ilícitas como la cocaína pueden resultar en un espasmo fatal.

Factores de riesgo del infarto de miocardio

Varios factores pueden aumentar las posibilidades de desarrollar infarto de miocardio. Si bien puede modificar y evitar algunos aspectos, otros están fuera de su control.

Algunos de los factores de riesgo que no puede cambiar son;

  • Edad: Usted tiene un mayor riesgo de desarrollar infarto de miocardio si tiene más de 65 años.
  • Género: A diferencia de las mujeres, los hombres tienen un alto riesgo de tener un ataque al corazón
  • Antecedentes familiares: Usted tiene un mayor riesgo de ataque cardíaco si tiene antecedentes familiares de presión arterial alta, diabetes, obesidad o enfermedades cardíacas.

Por otro lado, los factores de riesgo que son modificables incluyen los siguientes;

  • Tabaquismo
  • Falta de actividad física
  • Colesterol alto
  • Obesidad
  • Estrés
  • Consumo de alcohol
  • Presión arterial alta
  • Síndrome metabólico

Diagnóstico de infarto de miocardio

El médico lo examinará en busca de posibles factores de riesgo durante el examen físico de rutina para diagnosticar un ataque cardíaco. Si usted está siendo tratado en una sala de emergencias para los síntomas de infarto de miocardio, el médico le preguntará acerca de los síntomas. También comprobarán la presión arterial, el pulso, así como la temperatura.

Si crees que estás experimentando infarto de miocardio, el médico te conectará a un monitor cardíaco. Después de eso, ejecutarán algunas pruebas para determinar si tiene o no el ataque.

Para comprobar si usted tiene un ataque al corazón, se someterá a pruebas de diagnóstico de enfermería de infarto de miocardio y procedimientos tales como;

Electrocardiograma (ECG): Por lo general, esta es la primera prueba diagnóstica para detectar el infarto de miocardio. Se necesita un registro de las señales eléctricas a medida que se mueven a través del corazón. Los electrodos (parches pegajosos) están conectados a las extremidades y al pecho. Las señales se capturan en forma de ondas que se pueden ver en una pantalla o imprimir en papel. El infarto de miocardio en el ECG también puede indicar que se ha desarrollado un ataque ya que el músculo cardíaco dañado no transmite impulsos eléctricos como de costumbre. 

Análisis de sangre: Después de un infarto de miocardio, algunas proteínas del corazón se filtran gradualmente en el torrente sanguíneo. Los cuidadores de la sala de emergencias extraerán una pequeña muestra de sangre para buscar esas proteínas (enzimas). 

En caso de que haya tenido o esté experimentando un infarto de miocardio, el médico comenzará a tratarlo de inmediato. También puede ser sometido a otros exámenes adicionales, tales como;

Radiografía de tórax: el médico puede usar una imagen de rayos X del tórax para determinar el tamaño del corazón, así como los vasos sanguíneos. También les permite verificar si hay líquido en los pulmones.

Angiografía (cateterismo coronario): esta prueba consiste en inyectar un tinte líquido en las arterias del corazón mediante un catéter (tubo largo y delgado). El catéter se dirige desde una arteria en la ingle o la pierna a las arterias ubicadas en el corazón. En una radiografía, el tinte hace que las arterias sean visibles, mostrando los bloqueos. 

Ecocardiograma: Este método utiliza ultrasonido u ondas sonoras para producir imágenes del movimiento del corazón. Permite al médico visualizar cómo las cámaras y válvulas del corazón están suministrando sangre a través del corazón. Además, un ecocardiograma puede revelar si su corazón se ha lesionado de alguna manera.

Tratamiento del infarto de miocardio

Cada vez que sufre un infarto de miocardio, los tejidos del corazón tienden a deteriorarse o incluso morir a largo plazo. La restauración del flujo sanguíneo podría ayudar a evitar daños cardíacos graves.

Las opciones de tratamiento del infarto de miocardio pueden incluir;

Medicamentos:

Los tipos de medicamentos que los médicos pueden recomendar para abordar el ataque cardíaco incluyen;

  • Trombolíticos para ayudar a disolver el coágulo de sangre que obstruye la circulación de la sangre al corazón.
  • Aspirina para ayudar a minimizar la coagulación de la sangre, por lo tanto, mantener el flujo sanguíneo estándar a través de la arteria coronaria estrechada.
  • Agentes antiplaquetarios para prevenir la formación de nuevos coágulos de sangre y ayudar a evitar que la coagulación ya existente se vuelva grande.
  • Medicamentos anticoagulantes como la heparina para prevenir la formación de coágulos y hacer que la sangre sea menos pegajosa
  • Nitroglicerina para ayudar a tratar la angina de pecho (dolor en el pecho) y promueve la circulación sanguínea en el corazón a través de la ampliación de los vasos sanguíneos.
  • Analgésico, incluyendo morfina
  • Betabloqueantes para relajar los músculos del corazón, minimizar la presión arterial y ralentizar el ritmo cardíaco. Esto eventualmente simplifica el trabajo del corazón
  • Estatinas para ayudar a regular el nivel de colesterol en la sangre
  • Inhibidores de la ECA para reducir el nivel de presión arterial y reducir el estrés cardíaco

Procedimientos quirúrgicos:

Aparte de los medicamentos, es posible que deba someterse a una cirugía para tratar el infarto de miocardio.

Angioplastia coronaria y colocación de stents: este procedimiento consiste en guiar un tubo largo y diminuto (catéter) a través de una arteria en la ingle o la muñeca hacia una arteria dañada en el corazón. Esta técnica generalmente se realiza justo después de un cateterismo cardíaco, que es un tratamiento destinado a detectar bloqueos si usted ha tenido un ataque. 

Cirugía de revascularización coronaria: durante un ataque cardíaco, los cirujanos pueden realizar una cirugía de derivación de emergencia. Sin embargo, si el corazón ha tenido la oportunidad de recuperarse del ataque, por lo general de tres a siete días, es posible que pueda someterse a una cirugía de bypass.

Terapia cardíaca:

Muchos centros médicos ofrecen programas que comienzan mientras usted todavía está en el lugar y duran de varias semanas a meses después del alta. La medicación, las preocupaciones mentales, los cambios en el estilo de vida y un retorno constante a las actividades habituales son las áreas principales de la rehabilitación cardíaca.

Conclusión

El infarto de miocardio o ataque cardíaco es potencialmente mortal y necesita una intervención médica rápida. El dolor, la incomodidad y la opresión en el pecho, así como el dolor en otras áreas del cuerpo y las dificultades respiratorias, son signos de advertencia importantes.

Cualquier persona que experimente síntomas de un ataque debe marcar el 911 de inmediato. Hay una buena posibilidad de un resultado positivo con el tratamiento inmediato.