Tumores en la pared torácica

Fecha de Última Actualización: 12-Oct-2022

Originalmente Escrito en Inglés

Tumores de la pared torácica

La cavidad torácica es un espacio que encierra las costillas, el hueso del pecho y la columna vertebral. También alberga el corazón, los pulmones, el esófago, la aorta torácica y otros órganos esenciales. Por otro lado, la pared torácica comprende el diafragma y la caja torácica. Por lo general, es lo suficientemente fuerte como para proteger los órganos dentro de la cavidad torácica y flexible para moverse hacia adentro y hacia afuera al respirar.

Sin embargo, al igual que cualquier estructura corporal, la pared torácica también es susceptible a enfermedades y trastornos, incluido el crecimiento tumoral. Esta afección se asocia con un crecimiento celular anormal, ya sea canceroso (maligno) o no canceroso (benigno). Los tumores de la pared torácica pueden afectar altamente a las funciones pulmonares; por lo tanto la diagnosis y el tratamiento tempranos son cruciales.

Tipos de tumores de la pared torácica

Los cánceres de la pared torácica pueden desarrollarse en los tejidos blandos, el cartílago o los huesos de la cavidad torácica. Los tipos más frecuentes de tumores de la pared torácica incluyen;

Condrosarcoma: este es el tipo más prevalente de tumor primario de la pared torácica. Se desarrolla en el cartílago y se puede describir como una masa gradualmente agrandada y dolorida.

Osteosarcoma: esta afección se desarrolla en el hueso torácico, especialmente durante la etapa de rápido crecimiento y desarrollo, como la adolescencia. El osteosarcoma se puede describir como una masa de rápido crecimiento, agrandamiento y dolor.

Sarcoma de Ewing: este tipo de tumor generalmente comienza dentro del hueso torácico. Afecta principalmente a niños pequeños y adolescentes. Ewing' el sarcoma de s se puede describir como masa dolorosa asociada a fiebre extrema de la fatiga.

Plasmacitoma: este tumor es un tipo aislado de mieloma múltiple y generalmente se origina a partir de células plasmáticas. Los pacientes con plasmacitoma pueden experimentar dolor pero ninguna masa o crecimiento visible. Por lo general, es uno de los pocos tipos de tumor que rara vez se aborda a través de la cirugía.

Histiocitoma fibroso maligno: Este es el tipo más prevalente de sarcoma de tejidos blandos que afecta principalmente a los adultos. El histiocytoma fibroso malo se convierte generalmente lentamente y es caracterizado por una masa sin dolor.

Rabdomiosarcoma: este tipo de tumor se desarrolla en el músculo estriado y es más común entre los niños pequeños y adolescentes. El rabdomiosarcoma se puede describir como un crecimiento rápido e indoloro.

Causas de los tumores de la pared torácica

No hay causas específicas de tumores de la pared torácica. Sin embargo, los expertos médicos creen que ciertos factores pueden desencadenar cánceres de la pared torácica. Estos factores incluyen; 

  • Factores hereditarios o genéticos
  • Dieta
  • Opciones generales de estilo de vida

Signos y síntomas de los tumores de la pared torácica

Los signos y síntomas de los tumores de la pared torácica varían de una persona a otra, dependiendo de varios factores. Puede ser los tipos de cáncer, la extensión, la edad y la salud general del paciente.

Los síntomas comunes asociados con los tumores no cancerosos y cancerosos de la pared torácica pueden incluir;

  • Dolor en el pecho
  • Atrofia muscular
  • Hinchazón en el pecho
  • Movilidad reducida
  • Un bulto o masa que sobresale en el pecho

A veces, los cánceres de la pared torácica no muestran signos o síntomas, y aproximadamente el 20% generalmente se detecta en las radiografías de tórax. Debido a esto, debe ver inmediatamente a un médico si sospecha de un tumor o nota algunas irregularidades.

Factores de riesgo del cáncer de la pared torácica

Aunque el cáncer de la pared torácica es una condición de salud rara, los factores que aumentan los riesgos de desarrollar esta condición incluyen;

  • Radiación torácica previa
  • Vejez (ciertos tipos de tumores de la pared torácica son más comunes entre las personas mayores)
  • Antecedentes médicos de tumor o cáncer previo
  • Residir en algunas partes del mundo

Diagnóstico de tumores de la pared torácica

Cuando se trata de diagnosticar tumores de la pared torácica, el médico primero revisará su historial médico y realizará un examen físico. El propósito de esto es averiguar si usted ha tenido inicialmente una condición similar. También ayuda a analizar los síntomas que está experimentando actualmente.

Dependiendo de la naturaleza de su condición de salud, pueden recomendar otras pruebas adicionales como;

Pruebas de diagnóstico por imágenes:

Algunos ejemplos de pruebas de diagnóstico por imágenes que los médicos utilizarán para diagnosticar el cáncer de la pared torácica incluyen;

  • Radiografía de tórax

Este es un procedimiento de diagnóstico por imágenes que utiliza tecnología de rayos X para visualizar los órganos y estructuras torácicos. Le permite al médico verificar qué tan bien están funcionando el corazón y los pulmones. Esto se debe a que ciertos problemas relacionados con el corazón pueden resultar en cambios en los pulmones. Por otro lado, ciertas condiciones pueden desencadenar cambios en los pulmones o la estructura del corazón.

Las radiografías de tórax proporcionan resultados efectivos con respecto a la forma, el tamaño y la posición de los tumores de la pared torácica. También puede mostrar órganos circundantes como;

  • Los pulmones
  • Corazón
  • Aorta
  • Bronquios
  • Arterias pulmonares
  • Huesos del pecho
  • Secciones medias del pecho

  • Tomografía computarizada (TC)

Esta prueba de diagnóstico por imágenes utiliza rayos X y tecnología informática para crear imágenes detalladas de las estructuras y órganos dentro del tórax. A diferencia de las radiografías regulares, las imágenes de la tomografía computarizada son más precisas. Esto proporciona más información sobre la ubicación del tumor, el tamaño, la forma y la extensión.

  • Imágenes por resonancia magnética (RMN)

Este método utiliza ondas de radio, campos magnéticos y tecnología informática para crear imágenes en profundidad de los órganos y estructuras torácicas. Permite a los médicos evaluar los tumores de la pared torácica y las masas anormales. También les ayuda a determinar el tamaño, la forma, la extensión de su propagación a otros órganos o estructuras.

  • Tomografía por emisión de positrones (PET)

La tomografía por animales no utilizada por las partículas es una forma de técnica de diagnóstico por imágenes de medicina nuclear que utiliza un trazador radiactivo para mostrar ciertos órganos o tejidos del cuerpo. Los médicos a menudo utilizan este método para comprobar y examinar los tejidos del cuerpo con el fin de determinar ciertos tumores de la pared torácica. Puede ser mediante la comprobación de la tasa de flujo sanguíneo, el uso de oxígeno, y el metabolismo.

Biopsia:

Una biopsia es un procedimiento de diagnóstico alternativo para evaluar los tumores de la pared torácica. Consiste en tomar muestras de los crecimientos o bultos en los órganos y tejidos dentro del tórax. También puede incluir el revestimiento de los pulmones y los ganglios linfáticos. Las muestras recuperadas se llevan al laboratorio para su posterior evaluación bajo un microscopio.

Otras pruebas de diagnóstico adicionales que los médicos pueden optar para verificar si hay tumores en la pared torácica incluyen;

Ultrasonido endoscópico (EUS): Esta es una técnica mínimamente invasiva que los médicos utilizan para verificar los crecimientos y las masas en la pared torácica. Implica el uso de ondas sonoras de alta frecuencia para crear imágenes detalladas del revestimiento del pecho. Esto facilita la identificación de un tumor. 

Prueba de densidad ósea: Esta es una prueba para medir la densidad ósea y el contenido mineral.

Ultrasonido endobronquial (EBUS): Esta es una prueba diagnóstica que permite al médico ver el interior de los bronquios. Esta es la ruta de aire que conduce a los pulmones. También les permite llevar a cabo un procedimiento de biopsia con éxito. 

Tratamiento de los tumores de la pared torácica

Las opciones de tratamiento para los tumores de la pared torácica generalmente dependen de factores como el tipo de cáncer, el tamaño, la ubicación y la extensión. Algunas de las formas comunes de tratamiento incluyen;

  • Cirugía

El objetivo principal de un procedimiento quirúrgico es eliminar todos los tumores y masas visibles. Los cirujanos a menudo llevan a cabo la cirugía de tumores de la pared torácica con el objetivo de conservar la funcionalidad normal del tórax y los brazos. Esto permite a los pacientes seguir disfrutando de varias cosas esenciales y vivir una vida normal. Algunos ejemplos de las alternativas quirúrgicas para abordar los tumores de la pared torácica son:

Resección y reconstrucción de la pared torácica: esta es la principal opción quirúrgica que los médicos usan para abordar los tumores de la pared torácica. Consiste en extirpar una o más costillas como una forma de eliminar el cáncer. Después de esto, el cirujano reconstruirá y restaurará la apariencia inicial y la forma de la región. Pueden usar materiales protésticos o rotar los colgajos musculares para lograr esto. 

Cirugía torácica asistida por video (VATS): Esta es una técnica mínimamente invasiva que los cirujanos realizan a través de pequeñas incisiones creadas en el tórax. A través de las incisiones, insertarán toracoscopios unidos con cámaras diminutas para facilitar la visualización. Los instrumentos quirúrgicos se insertarán a través de otra incisión para extirpar el tumor. 

  • Quimioterapia

La quimioterapia es una alternativa de tratamiento para tratar los tumores de la pared torácica. Utiliza ciertos medicamentos o, a veces, una combinación de varios medicamentos para tratar el cáncer. Los médicos pueden administrar medicamentos de quimioterapia por vía oral en forma de píldoras o por vía intravenosa a través de inyección. Una vez que el fármaco llega al torrente sanguíneo, se mueve hacia el área afectada y destruye las células cancerosas. El tratamiento de quimioterapia es más eficaz para tratar el tipo de cánceres o tumores que se han diseminado o hecho metástasis a otras partes del cuerpo.

  • Radioterapia

A veces, los médicos pueden recomendar radioterapia para ayudar a controlar los tumores de la pared torácica y reducir los riesgos asociados. Según la investigación médica, la radioterapia dirigida a la pared torácica minimiza la posibilidad de que el cáncer regrese. Además, aumenta la tasa de supervivencia en un pequeño porcentaje. En un caso en el que se requiera tratamiento de quimioterapia, el médico administrará radioterapia una vez que se complete el tratamiento inicial.


Conclusión

Los tumores de la pared torácica comprenden tumores malignos y benignos que se desarrollan dentro de la cavidad torácica y alteran las funciones pulmonares. También puede afectar a los órganos dentro del tórax, incluyendo el corazón, los pulmones, el esófago, la aorta torácica y otros órganos importantes. En general, los cánceres de la pared torácica son afecciones crónicas que requieren tratamiento inmediato para prevenir complicaciones y muertes.

CloudHospital se dedica a ayudar a pacientes con todo tipo de cáncer de la pared torácica. Trabaja con un número de expertos médicos con habilidades y experiencia en el manejo de tales condiciones de salud. También proporcionan servicios de diagnóstico integrales que eventualmente ayudarán a desarrollar un plan de tratamiento adecuado.