¿Qué es la fatiga por anemia?

última fecha actualizada: 18-Jul-2022

Hospitales Apollo, Ahmedabad

16 minutos de lectura

1-anemia-ff10f352-ad66-4642-9345-9fc4c0d2fbbc.jpg

Visión general

La anemia es un problema de salud en el que el cuerpo experimenta como debilidad y cansancio. Se debe a la falta de glóbulos rojos sanos adecuados en el cuerpo. La anemia se define como los niveles de hemoglobina que son menos de dos desviaciones estándar por debajo de la media para la edad y el sexo del paciente. El hierro es necesario para la formación de la molécula de hemoglobina. La deficiencia de hierro es la causa más frecuente de anemia en todo el mundo, lo que resulta en glóbulos rojos microcíticos e hipocrómicos en el frotis periférico.

Existen numerosas causas de anemia y sus diversos tipos. Puede ser a largo o corto plazo y el problema puede variar de leve a grave. Algunas personas incluso se vuelven anémicas debido a la aparición de cualquier dolencia significativa.

 

Fisiopatología

El hierro es necesario para la síntesis de hemoglobina. Los niveles de hierro pueden agotarse como resultado de la pérdida de sangre, la disminución de la ingesta, el deterioro de la absorción o el aumento de la demanda. El sangrado gastrointestinal oculto puede causar anemia por deficiencia de hierro. Los adultos mayores de 50 años que tienen anemia por deficiencia de hierro y sangrado gastrointestinal deben ser examinados para detectar cáncer. Sin embargo, en un tercio de los individuos evaluados, la evaluación diagnóstica gastrointestinal no identifica una razón. En un frotis de sangre periférica, la deficiencia de hierro resulta en anemia hipocrómica microcítica. La Academia Americana de Pediatría recomienda la suplementación con hierro, ya que es el déficit de nutrientes individual más prevalente. Cuándo comenzar a suplementar y cuánto tomar depende de la edad y la nutrición del niño.

 

Tipos de anemia 

Las causas de la anemia son varias. La razón principal es la baja de glóbulos rojos en el cuerpo. Algunas de las razones del bajo recuento de glóbulos rojos son:

  • La situación en la que el cuerpo genera glóbulos rojos insuficientes.
  • El caso de sangrado excesivo conduce a la pérdida de glóbulos rojos más rápidamente que su regeneración.
  • La afección en la que su cuerpo destruye los glóbulos rojos.

 

Hay varios tipos de anemia que afecta a las personas. Se dan a continuación:

  • Anemia aplásica
  • Anemia por deficiencia de hierro
  • Anemia de células falciformes
  • Talasemia
  • Anemia por deficiencia de vitaminas

 

Anemia por deficiencia de hierro

2-6015f816-50af-4dad-8220-188a3543c442.jpg

La causa más común de anemia en todo el mundo es la anemia por deficiencia de hierro, que resulta en glóbulos rojos microcíticos e hipocrómicos en el frotis periférico. En el ejercicio, el paciente se queja con frecuencia de síntomas inespecíficos como cansancio y disnea. Los pacientes con anemia ferropénica tienen una estancia hospitalaria más prolongada, así como un mayor número de eventos adversos.

La etiología de la anemia por deficiencia de hierro difiere según la edad, el sexo y la situación socioeconómica. La ingesta inadecuada de hierro, la mala absorción o la pérdida de sangre pueden conducir a la insuficiencia de hierro. La anemia por deficiencia de hierro es causada comúnmente por la pérdida de sangre, particularmente en personas mayores. La baja ingesta de alimentos, el aumento de las necesidades sistémicas de hierro, como durante el embarazo, y el deterioro de la absorción de hierro, como en la enfermedad celíaca, pueden causarlo.

La lactancia materna protege contra el déficit de hierro en los recién nacidos debido al aumento de la biodisponibilidad de hierro en la leche materna en comparación con la leche de vaca; La anemia por deficiencia de hierro es el tipo más frecuente de anemia en niños pequeños alimentados con leche de vaca. Una infección parasitaria es también una causa importante de anemia por deficiencia de hierro en las naciones empobrecidas. Las verduras verdes, la carne roja y las fórmulas lácteas fortificadas con hierro son buenas fuentes de hierro.

La mayoría de las personas son asintomáticas y son diagnosticadas mediante un análisis de sangre. El indicador clínico más crítico es la palidez, sin embargo, generalmente no se nota hasta que la hemoglobina cae a 7 g/dL a 8 g/dL. Un historial médico detallado puede indicar cansancio, disminución de la capacidad laboral, dificultad para respirar o aumento de la insuficiencia cardíaca congestiva. El deterioro cognitivo y los retrasos en el desarrollo en los niños son posibles. Se debe preguntar a los pacientes sobre su nutrición, así como cualquier sangrado por menorragia o causas gastrointestinales. La piel pálida y la conjuntiva, la taquicardia en reposo, la insuficiencia cardíaca congestiva y las heces positivas para guayacol se pueden descubrir durante el examen físico.

 

Diagnóstico de anemia por deficiencia de hierro

3-2f36ed3a-7e3e-4ac9-963f-29ab6782ca36.jpg

La anemia se descubrirá mediante pruebas de laboratorio. En la deficiencia de hierro, los índices de hemoglobina mostrarán una hemoglobina corpuscular media baja y un volumen medio de hemoglobina corpuscular. La microcitosis, la hipocromía y la anisocitosis se revelan por hematoscopia, como lo demuestra un ancho de distribución de glóbulos rojos que es mayor que el rango de referencia. Los niveles de saturación de ferritina, hierro y transferrina en la sangre se reducirán. La ferritina sérica es una medida de las reservas totales de hierro en el cuerpo.

Se mejorará la capacidad general de unión de hierro. Un examen de heces para detectar sangre oculta puede descubrir una fuente de sangrado en el tracto gastrointestinal. Un índice de Mentzer simple, o índice de hemoglobina corpuscular media/globulos rojos, puede ayudar a distinguir entre las dos causas de anemia microcítica/hipocrómica. La deficiencia de hierro y la talasemia menor son las dos razones. Una puntuación de 15 o más indica deficiencia de hierro, mientras que una puntuación de 11 o menos indica talasemia leve.

La electroforesis de hemoglobina es la prueba definitiva para descartar talasemia menor. Se requieren otras pruebas, como un perfil de hierro, para la anemia grave o la anemia que no responde al tratamiento con hierro. Los niveles bajos de ferritina son un indicador confiable de insuficiencia de hierro. Un nivel de ferritina que está dentro del rango de referencia o aumentado, por otro lado, es ineficaz en individuos con trastornos inflamatorios como cáncer, infección y enfermedad del colágeno. Esto se debe al hecho de que es un reactante de fase aguda.

Debido a que no se ve afectada por la inflamación, una aspiración o biopsia de médula ósea seguida de tinción de hierro es el estándar de oro para determinar la deficiencia de hierro. Sin embargo, el gasto y la invasividad de esta prueba la hacen menos viable; como resultado, rara vez se lleva a cabo.

 

Talasemia

4-8af30132-3262-4f5e-ac1f-f38775299c93.jpg

Las talasemias son un conjunto diverso de enfermedades hereditarias causadas por una reducción en la producción de las cadenas alfa o beta (Hb) de la hemoglobina. La hemoglobina es el componente de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno. Se compone de dos proteínas, una alfa y una beta. Si el cuerpo no produce suficiente de una o ambas de estas proteínas, los glóbulos rojos pueden no formarse correctamente y no pueden transportar suficiente oxígeno, lo que resulta en anemia que comienza en la infancia y dura toda la vida. La talasemia es una condición hereditaria, lo que significa que al menos uno de los padres debe ser portador. Es causada por una mutación genética o la pérdida de secuencias genéticas críticas.

  • La alfa-talasemia es causada por la pérdida del gen alfa-globina, que conduce a una síntesis disminuida o inexistente de cadenas de alfa-globina. El gen de la globina alfa tiene cuatro alelos, y la gravedad de la enfermedad varía según el número de deleciones de alelos. El tipo más grave es la deleción de cuatro alelos, en la que no se forman globinas alfa y las cadenas gamma adicionales (existentes a lo largo de la etapa prenatal) forman tetrámeros. Es tóxico para el feto y causa hidropesía fetal. La variante más leve es una pérdida de alelo, que generalmente es clínicamente silenciosa.
  • Las mutaciones puntuales en el gen de la beta-globina causan beta-talasemia. La cigosidad de la mutación del gen beta la divide en tres grupos. La beta-talasemia menor es causada por una mutación heterocigota (beta-más talasemia), en la que las cadenas beta están subproducidas. Es típicamente asintomática y leve. Una mutación homocigota (talasemia beta-cero) del gen de la beta-globina da como resultado la falta completa de cadenas beta en la beta talasemia mayor. Los síntomas clínicos incluyen ictericia, retraso del crecimiento, hepatoesplenomegalia, problemas endocrinos y anemia grave que requiere transfusiones de sangre de por vida. La condición entre estas dos formas se conoce como beta-talasemia intermedia, y se caracteriza por síntomas clínicos leves a moderados.
  • Un gen mutado:  Signos y síntomas leves. La condición se llama talasemia menor.
  • Dos genes mutados: Los signos y síntomas variarán de leves a graves. Esto se conoce como talasemia mayor, a menudo conocida como anemia de Cooley. Los bebés que nacen con dos genes defectuosos de la betahemoglobina normalmente están sanos al nacer, pero la enfermedad se desarrolla alrededor de los 6 meses de edad cuando la hemoglobina fetal (Hb-gamma) desaparece y es reemplazada por hb adulta.

 

Manifestaciones clínicas de la talasemia

5-a1403681-d420-4a3a-859c-042e12eb8d07.jpg

La apariencia de la talasemia varía mucho según el tipo y la gravedad. Una historia completa y un examen físico pueden revelar varios indicadores que no siempre son evidentes para el paciente. Vale la pena señalar los siguientes hallazgos:

  • Piel

La palidez debido a la anemia y la ictericia debido a la hiperbilirrubinemia causada por la hemólisis intravascular puede causar palidez e ictericia en la piel. Como síntoma inicial de presentación, los pacientes con frecuencia describen cansancio debido a la anemia. Las ulceraciones se pueden descubrir durante un examen de las extremidades. La piel de bronce puede ocurrir por la deposición crónica de hierro causada por muchas transfusiones.

  • Musculoesquelético

La hematopoyesis extramedular causa huesos faciales y otros huesos esqueléticos malformados, así como el aspecto de la cara de ardilla.

  • Cardiaco

La acumulación crónica de hierro inducida por transfusión en los miocitos cardíacos puede alterar el ritmo cardíaco, lo que resulta en una variedad de arritmias. La insuficiencia cardíaca manifiesta puede ocurrir como resultado de la anemia persistente.

  • Abdominal

La hiperbilirrubinemia crónica puede causar la formación de cálculos biliares de bilirrubina, lo que resulta en la clásica incomodidad cólico biliar. La deposición crónica de hierro, así como la hematopoyesis extramedular en estos órganos, pueden causar hepatoesplenomegalia. La hemólisis crónica causada por una hematopoyesis mal controlada da lugar a infartos esplénicos o autofagia.

  • Hepático

La afectación hepática está muy extendida en las talasemias, debido a la necesidad recurrente de transfusiones. La deposición crónica de hierro o la hepatitis viral relacionada con la transfusión pueden causar insuficiencia hepática crónica o cirrosis.

  • Tasas de crecimiento lento

La anemia puede retrasar la tasa de desarrollo de un niño, y la talasemia puede hacer que la pubertad se retrase. Se debe prestar especial atención al crecimiento y desarrollo apropiados para su edad del niño.

  • Endocrinopatías

El exceso de hierro puede causar la deposición de hierro en numerosos sistemas de órganos del cuerpo, lo que resulta en una función del sistema deteriorada. La deposición de hierro en el páncreas puede resultar en diabetes mellitus; La deposición de hierro en la tiroides o las glándulas paratiroides puede provocar hipotiroidismo e hipoparatiroidismo, respectivamente. Las artropatías crónicas son el resultado de depósitos en las articulaciones. El hierro se acumula preferentemente en la sustancia negra del cerebro, manifestándose como enfermedad de Parkinson de inicio temprano y otros problemas de fisiatría. Estos síntomas pertenecen al gran reino de la hemocromatosis.

 

Diagnóstico de talasemia

6-e7c0aea6-f9e8-489d-9426-fe54ea45c305.jpg

Se han desarrollado varias pruebas de laboratorio para detectar y diagnosticar la talasemia: 

Hemograma completo: 

Un hemograma completo es con frecuencia la primera prueba realizada en un caso sospechoso de talasemia. Después de descartar la deficiencia de hierro como la causa de la anemia, un hemograma completo que revela hemoglobina baja y MCV bajo es la primera evidencia de talasemia. Se puede calcular el índice de Mentzer (volumen corpuscular medio dividido por el recuento de glóbulos rojos). Un índice de Mentzer inferior a 13 indica que el paciente tiene talasemia, mientras que un índice de Mentzer superior a 13 indica que el paciente tiene anemia debido a la deficiencia de hierro.

 

Frotis de sangre periférica: 

A continuación se realiza un frotis de sangre (también conocido como frotis periférico o diferencial manual) para evaluar las cualidades adicionales de los glóbulos rojos. La talasemia se puede identificar en un frotis de sangre periférica por los siguientes hallazgos:

  • Células microcíticas (MCV bajo)
  • Células hipocrómicas
  • Variación en tamaño y forma (anisocitosis y poiquilocitosis)
  • Aumento del porcentaje de reticulocitos
  • Células objetivo
  • Cuerpos de Heinz

 

  • Los estudios de hierro (hierro sérico, ferritina, capacidad de unión al hierro insaturado (UIBC), capacidad total de unión al hierro (TIBC) y saturación porcentual de transferrina) también se realizan para descartar la anemia por deficiencia de hierro como una razón.

 

  • Para diferenciar un diagnóstico menor incierto de beta-talasemia de la escasez de hierro o la intoxicación por plomo, se pueden medir los niveles de porfirina eritrocitaria. Las personas que sufren de beta-talasemia tendrán niveles normales de porfirina, pero aquellos que sufren de estos últimos trastornos tendrán altos niveles de porfirina.

 

Electroforesis de hemoglobina: 

El tipo y los niveles relativos de hemoglobina presentes en los glóbulos rojos se evalúan en la evaluación de la hemoglobinopatía (Hb). La hemoglobina A (HbA), que se compone de cadenas alfa y beta-globina, es el tipo de hemoglobina que representa del 95 al 98 por ciento de la hemoglobina en los seres humanos. En los adultos, la hemoglobina A2 (HbA2) representa del 2% al 3% de la hemoglobina, mientras que la hemoglobina F representa menos del 2% de la hemoglobina.

El equilibrio de la producción de la cadena de hemoglobina beta y alfa se ve interrumpido por la talasemia beta. Los pacientes con beta-talasemia tienen porcentajes más altos de HbF y HbA2 y ninguna o extremadamente baja HbA. La beta-talasemia menor se caracteriza por un aumento moderado de la HbA2 y una reducción leve de la HbA. La HbH es un tipo menos frecuente de hemoglobina que se observa en algunos casos de alfa talasemia. La HbS es la hemoglobina que se encuentra en pacientes con enfermedad de células falciformes.

Las pruebas de hemoglobinopatía (Hb) se utilizan para la detección prenatal cuando los padres tienen un alto riesgo de anomalías de la hemoglobina, así como para las pruebas de hemoglobina para recién nacidos exigidas por el estado.

 

Análisis de ADN: 

Estas pruebas se utilizan para ayudar a confirmar mutaciones en los genes que producen globina alfa y beta. Aunque las pruebas de ADN no son estándar, se pueden usar para ayudar a diagnosticar la talasemia e identificar el estado del portador si es necesario.

Debido a que tener parientes con mutaciones de talasemia aumenta las posibilidades de una persona de portar el mismo gen mutante, es posible que se requieran investigaciones familiares para determinar el estado de portador y los tipos de mutaciones presentes en otros miembros de la familia.

 

Pruebas genéticas de líquido amniótico:

Es importante en el raro caso en que un feto tiene un riesgo elevado de talasemia. Esto es especialmente crucial si ambos padres tienen una mutación, ya que aumenta la probabilidad de que su hijo herede una combinación de genes defectuosos, lo que resulta en un tipo más grave de talasemia. En familias de alto riesgo, se puede realizar diagnóstico prenatal con muestra de vellosidades coriónicas a las 8 a 10 semanas o amniocentesis a las 14 a 20 semanas de gestación.

 

Evaluación multisistema:

Debido a su frecuente participación en el desarrollo de la enfermedad, todos los sistemas asociados deben ser evaluados regularmente. Dependiendo de la sospecha clínica y la descripción del caso, las imágenes del tracto biliar y la vesícula biliar, la ecografía abdominal, la resonancia magnética cardíaca y las medidas de hormonas séricas son solo algunos ejemplos de pruebas que se pueden realizar o repetir.

 

Otras causas de anemia  

7-8b4a6c7e-19cc-4d72-b7cc-274b68577918.jpg

  • La anemia debido a la pérdida de sangre incluye sangrado abundante durante la menstruación, úlcera, cáncer o uso frecuente de analgésicos fuertes como la aspirina que conducen a la inflamación del revestimiento del estómago que resulta en la pérdida de sangre.
  • Anemia por deficiencia de vitaminas, donde su cuerpo requiere una cantidad adecuada de vitamina B-12 en la dieta para producir glóbulos rojos. Su deficiencia conduce a una baja producción de glóbulos rojos. El cuerpo de algunas personas no absorbe la vitamina B-12, lo que crea su déficit.
  • En enfermedades crónicas como el cáncer, el VIH/SIDA, la artritis reumatoide, la enfermedad renal, la enfermedad de Crohn y otras que causan inflamación, puede ocurrir anemia. Pueden dificultar la producción de glóbulos rojos.
  • Anemia asociada con la enfermedad de la médula ósea: si padece leucemia y mielofibrosis, entonces afecta la capacidad de producción de sangre en la médula ósea. Causa anemia de leve a una etapa potencialmente mortal. La anemia aplásica es una forma peligrosa y rara de anemia, ya que en esta afección, la médula ósea no produce suficientes glóbulos rojos. Algunas causas principales son infecciones, ciertos medicamentos, enfermedades autoinmunes y exposición a sustancias químicas tóxicas.

Para más información: Ver cánceres de la sangre

 

¿Cuáles son los síntomas de la anemia?

8-2066cd2f-25c7-44b5-a057-0b86e7d7403c.jpg

Hay diferentes signos y síntomas basados en los tipos de anemia. El síntoma de la anemia leve es casi imposible de rastrear, pero los síntomas se vuelven prominentes cuando la anemia empeora. Algunos síntomas comunes son:

  • Fatiga
  • Debilidad
  • Piel pálida o amarillenta
  • Latidos cardíacos irregulares
  • Dificultad para respirar
  • Mareos o aturdimiento
  • Dolor en el pecho
  • Manos y pies fríos
  • Cefaleas

 

¿Cómo se diagnostica la anemia?

9-04fcb7cd-8705-4228-be7a-53afe94684b4.jpg

Para el diagnóstico de numerosos tipos de anemia, su médico puede examinar sus antecedentes familiares, hacer un examen físico y recomendar las siguientes pruebas:

  • Hemograma completo: se toma una muestra de sangre para examinar el nivel de glóbulos rojos, el volumen de células empaquetadas [hematocrito] y la hemoglobina en la sangre. El valor medio de hematocrito para los hombres está entre el 40% y el 52% y para las mujeres es del 35% y el 47%.
  • Una prueba para verificar el tamaño y la forma de los glóbulos rojos: estas pruebas incluyen la comprobación del tamaño, la forma y el color inusuales de las células sanguíneas.

 

¿Cuál es el tratamiento para la anemia?

10-409d06e7-cdaf-46a9-a886-46f8d4235470.jpg

Hay varios tratamientos disponibles para la anemia, dependiendo de la causa. Algunos se dan a continuación:

  • Anemia por deficiencia de hierro: esto implica tomar suplementos de hierro y Vit c y cambios en su dieta para elevar los niveles de hierro.
  • En el caso de pérdida de sangre, aparte de la menstruación, entonces es crucial detener el sangrado localizando la fuente de pérdida de sangre. El proceso puede requerir cirugía.
  • Anemia por deficiencia de vitaminas - El tratamiento para esta anemia es simple. Es necesario consumir alimentos ricos en Vit B12 y ácido fólico o tomar suplementos. En el caso de problemas en el sistema digestivo para absorber la vitamina B-12 de los alimentos, puede tomar inyecciones de vitamina B-12.
  • Anemia de enfermedad crónica - La anemia no tiene ningún tratamiento específico. Los médicos tratan de tratar la enfermedad subyacente. Si la afección se vuelve grave, se usa una transfusión de sangre o inyecciones de una hormona sintética producida por los riñones (eritropoyetina) para aumentar la producción de glóbulos rojos y ayudar a eliminar la fatiga.
  • Anemia aplásica - La cura para esta anemia implica el proceso de transfusiones de sangre para producir una cantidad adecuada de glóbulos rojos. También hay posibilidades de un trasplante de médula ósea si su médula ósea no puede producir glóbulos rojos sanos.
  • Anemia relacionada con la enfermedad de la médula ósea: existen numerosas formas de tratar este tipo de anemia, como medicamentos, quimioterapia o trasplante de médula ósea.
  • Anemia hemolítica - Para el tratamiento de la anemia hemolítica, debe evitar los medicamentos sospechosos, el tratamiento de las infecciones que pueden causarla y evaluar cualquier medicamento que pueda estar tomando, que pueda afectar su sistema inmunológico.
  • Anemia de células falciformes: el tratamiento para la anemia de células falciformes incluye oxígeno, analgésicos y líquidos orales e intravenosos. Reduce el dolor y previene complicaciones adicionales. Los médicos recomiendan transfusiones de sangre, suplementos de ácido fólico y antibióticos para obtener mejores resultados. Un medicamento para tratar el cáncer llamado hidroxiurea también está en uso para el tratamiento de la anemia de células falciformes

 

¿Cuándo consultar a un médico?

11-8d2ab886-2256-431a-9b07-ce1eed14d6cb.jpg

Si se está cansando rápidamente o tiene fatiga sin ningún esfuerzo, estos podrían ser síntomas de anemia. Además, si su análisis de sangre muestra hemoglobina baja; es recomendable consultar a un médico.

 

Conclusión

12-1e6ef254-d7f4-441f-9719-3323628f7b02.jpg

La anemia es un problema de salud prevalente en las personas, y el tratamiento adecuado puede curarla. El tratamiento para esta condición de salud incluye el uso de suplementos, o incluso someterse a procedimientos médicos específicos según la gravedad de la condición de salud del paciente. Las personas también pueden prevenir la aparición de ciertos tipos de anemia al comer una dieta equilibrada y nutritiva.

Artículos

Otros artículos